Opinión | Javier García Isac
Última actualizaciónMar, 07 Abr 2020 12pm

El sueño hecho pesadilla de la Unión Europea

union europea, ue españa, españa europa

No me gusta esta Europa, no me gusta ahora y no me gustaba antes. España entró en el mercado común de mala manera, por la puerta de atrás, con prisas y pagando un alto precio. Fueron pocos los que advirtieron que el dinero que se nos estaba dando, en forma de limosna, no era ni mucho menos proporcional al coste de nuestro ingreso. Sin querer darnos cuenta, España regalaba su soberanía y su independencia económica a cambio de pertenecer a lo que entonces era un exitoso y exclusivo club de snobs.


Ojos que no ven, corazón que no siente

sanchez llora

En toda esta crisis, en toda esta locura, en toda esta vorágine de muertos, enfermos, colapso y mísera, estamos olvidando a nuestros mayores, a nuestros ancianos, a nuestros padres y abuelos, a los que con su sacrifico y esfuerzo, hicieron de nosotros lo que somos. A ellos se lo debemos todo, incluso la vida. Se dice que, en momento de crisis, de tensión y de tragedia, en momentos de locura como los que estamos viviendo en la actualidad, se saca lo mejor de cada uno de nosotros. Muestras de solidaridad, de cariño, de sacrificio, de reconocimiento, en definitiva, de amor y comprensión, de ternura y de apoyo a los que más lo necesitan. Aplausos diarios a todo tipo de colectivos y organismos, y reconocimientos a la labor realizada por aquellos que están más expuestos.

Lorenzo Sanz: siempre en la memoria, siempre en el recuerdo

lorenzo sanz copa europa

Es muy difícil escribir, comenzar un programa y estar medianamente concentrado cuando sabes que ha muerto un amigo del que no te puedes despedir, al que nunca volverás a ver y cuya familia ni siquiera ha podido estar a su lado en estos momentos tan trágicos y dolorosos.

Sánchez antepone su proyecto ideológico a salvar las vidas de los españoles

pedro sanchez moncloa esp

No soporto a los cursis de salón, cuando sostienen que ahora debemos permanecer unidos, que no es momento de críticas, que ya habrá tiempo cuando todo esto pase, que lo fundamental es no dar imagen de fisuras o discrepancias. No soporto lo políticamente correcto y no aguanto tenernos que callar por muy mal que se estén haciendo las cosas o por muy mal que estas se hayan hecho en un pasado muy reciente. Una vez que todo esto pase y como viene siendo habitual, ya nadie querrá recordar lo mal que se gestionó, o la poca seriedad que se tuvo a la hora de evitar la propagación de la enfermedad. Todo serán alabanzas, autocomplacencia, autobombo y medallas, muchas de ellas inmerecidas, a organismos y personas, por su labor realizada.

España, un carajal político

gobierno feministas

Es complicado permanecer al margen del esperpento de país en el que han convertido España. Uno intenta verlo y analizarlo con perspectiva crítica y alejado de todo sentimentalismo, intenta ser objetivo y tomar distancia, pero la realidad supera con creces la ficción. Llevo años pensado que mi capacidad de asombro estaba más que acabada y siempre debo reconocer que vuelvo a equivocarme. Es imposible, en la España que nos ha tocado vivir, que no existan cuestiones que vuelvan a sorprendernos.

El deseo de Sánchez de perpetuarse en el poder

 sanchez torra moncloa

Transcurrida poco más de una semana desde la reunión bilateral mantenida por el presidente del estado español, Pedro Sánchez, con su homólogo, el presidente de la Generalidad catalana, el inhabilitado Quim Torra, quedan pocos detalles por conocerse de ese encuentro que Sánchez concedió al máximo exponente de los golpistas catalanes. La escenografía hizo que Quim Torra se nos apareciese como el jefe de gobierno, o incluso jefe de estado, de una potencia extranjera y demostró que el partido socialista no tiene límites ni vergüenza a la hora de cambiar soberanía española, concesiones y prebendas, por asegurarse una legislatura que a nadie se le escapa será breve y muy dura para los españoles en general y particularmente para los miles de catalanes que no se sienten representados por Quim Torra y con los que el gobierno de España se niega a dialogar.

Fascista es usted, fascista soy yo

rufian

Dice Gabriel Rufián, el diputado que sin duda más honor hace a su apellido, que la izquierda debe hacer de izquierda y combatir a lo que él considera fascismo. El propio Rufián, considerado por muchos como el charnego y la mascota del independentismo, pertenece a un partido que tiene las manos manchadas de sangre, una organización criminal fundada por asesinos que se jactaban de los métodos que empleaban y que a día de hoy, siguen homenajeando al mayor criminal de catalanes de la historia, Luis Companys, el carnicero de Montjuic.


Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.