Radio Ya, cinco años con vocación de ser libres

♥ SÍGUENOS EN TELEGRAM

No seré yo quien le diga a nadie lo que debe hacer, leer o escuchar, no seré yo quien intente convencer de lo correcto, a los ya convencidos y fanatizados. La mayoría de las personas tienen ya un esquema definido, y en muchas ocasiones, una idea pre concebida de lo que es la verdad y la realidad, que por mucho que les hagas ver que lo que opina no es siempre lo correcto y que vive instalado en la mentira y que se encuentra sumamente equivocado, no hace caso, bien por ignorancia, bien por conveniencia o bien por interés. Puedo llegar a comprender, puedo a llegar a entender que por propia supervivencia, uno se crea lo que interese creerse. En más ocasiones de las deseadas, buscamos “la paz interna”, evitar el conflicto con nosotros mismos, y es más cómodo aceptar lo que siempre hemos dado por bueno, a sabiendas de que la “versión” en la que confiamos y creemos ciegamente, tiene dudas razonables y grietas que la hacen poco consistente e incluso poco creíbles, antes de aceptar que estamos equivocados.

Leer más...

Los cambios que se avecinan no invitan al optimismo

¡Síguenos en Telegram!

No cabe duda de que España es un país de contrastes y contradicciones, un país donde pocas cosas son lo que parecen, donde idealizamos a personajes con pies de barro y donde creamos ídolos efímeros que conseguimos olvidar con la misma rapidez con la que llegaron. Llevamos años asistiendo a un revisionismo histórico que no parece conocer límites. Empezamos cuestionando la historia de hace 80 años y hemos retrocedido al descubrimiento de América e incluso a la reconquista. Se ponen en duda nuestros episodios más grandiosos y reivindicamos a criminales y asesinos a los que lavamos la cara y los ponemos de ejemplo.

Leer más...

De regenerar la política a reinstaurar el mal

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Lo de la organización comunista Podemos es un caso paradigmático que merecería un estudio en profundidad y algunas reflexiones que, lejos del trazo grueso, despejen dudas de su más que incierto futuro. En pocas ocasiones una organización política generó tantas ilusiones y expectativas como la dirigida con mano férrea por Pablo Iglesias y su actual pareja, en tan poco espacio de tiempo. La caída está siendo directamente proporcional a su auge, así como el rechazo y el asco que producen. En honor a la verdad, a mí nunca me engañaron, siempre tuve muy claro quiénes estaban detrás del 15 M. Charlatanes, vendedores de humo con soflamas simplistas, mucho cuentista, algunos bien intencionados, unos pocos incautos y una gran masa de gente deseosa de creerse obviedades y simplezas sobre un mundo mejor, todo ello mezclado con oportunistas que vieron en ese movimiento su posibilidad de medrar en política, después de sus continuos fracasos en la izquierda convencional. Se nos presentaron como un movimiento transversal, que venía a regenerar la política, ellos eran la nueva política, frente a lo viejo y caduco del resto. Poco tardaron en coger los vicios de la antigua política, poco tardaron en parecerse a todo aquello que decían detestar.

Leer más...

A Sánchez le sobran los apoyos

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Todavía hay quien se extraña y parece cogerle por sorpresa el masivo apoyo que la anti España muestra a Sánchez para que este saque adelante, y sin el menor de los problemas, los presupuestos generales del Estado. El independentismo comprende que lo mejor para ellos es un gobierno presidido por Pedro Sánchez, es la mejor garantía de que España se hunda, no funcione y su cohesión esté en peligro, y por ende lo mejor para sus intereses. Para el independentismo, sea este del signo que sea, España no les importa lo más mínimo, es más, la odian. Ellos solo piensan en sacar rédito político de todo lo que hacen y han encontrado en Sánchez e Iglesias, unos fieles aliados dispuestos a entregar todo lo que se les pida a cambio de mantenerlos en el poder, cuestión que por otro lado poco les importa, pues como han podido comprobar, el gobierno social comunista presidido por el tándem Pedro Sánchez y Pablo Iglesias son socios fiables, pues teniendo donde elegir, prefieren apoyarse en aquellos que ponen en duda la existencia de España, cuestión que hace profundamente felices a los independentistas. Como todos sabemos, Sánchez e Iglesias hacen esto por devoción, que no por obligación.

Leer más...

La recogida de frutos del 39

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

España es ya un estado fallido. Es muy difícil entender cómo una de las naciones más antiguas del mundo ha conseguido convertirse en una caricatura de si misma, en un esperpento de lo que fue. Hemos de reconocer que la degradación de España como nación se ha producido de forma paulatina, casi silente, donde aquellos que advertían la suerte que podíamos correr eran estigmatizados y apartados de la vida pública. Lo políticamente correcto lo cubría todo y la discrepancia no era tolerada. Se nos vendía el mantra de que estábamos atravesando la mayor época de progreso, desarrollo y libertad nunca antes conocida y aceptamos como cierto aquello que sobradamente sabíamos que no lo era. Unos y otros lobotomizaron a la sociedad haciéndola creer que el camino iniciado era el correcto cuando ese camino nos estaba conduciendo a poner en peligro nuestra propia existencia como sociedad y como nación.

Leer más...

La pandemia, la mejor aliada para el golpe de Estado

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!  

Asistimos, como meros espectadores impasibles, al golpe de estado institucional que el Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias están cometiendo en nuestro país, con la colaboración de lo más granado de la anti España. Nos encontramos en lo que podríamos denominar la fase final del golpe de Estado iniciado por José Luis Rodríguez Zapatero cuando, con su Ley de Memoria Histórica del 2008, buscó la legitimidad de nuestra democracia en la II República española, criminalizando a los españoles que se sublevaron y cuyo grave delito que no perdona la izquierda es el de no haberse dejado asesinar. La izquierda de este país no ha estado sola en su propósito, contó con la ayuda inestimable de José María Aznar que, siendo presidente, bien por ingenuidad o por maldad, condenó en sede parlamentaria el Alzamiento del 18 de Julio, condenó a sus padres y abuelos, condenó a la España que no se resignó a dejarse matar y, en sentido contrario, normalizó la persecución religiosa, los crímenes, las violaciones, la corrupción y la falta de libertad en la que degeneró la II República. El Partido Popular se lo puso fácil al PSOE, al no oponerse a la ley de memoria histórica, se lo puso en bandeja cuando, teniendo mayoría absoluta, no la derogó, y se lo pusieron todavía más fácil a los socialistas, cuando el Jefe del estado estampó su firma, aceptando su propia deslegitimación.

Leer más...
Mostrar más publicaciones

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.