Última actualizaciónLun, 01 Jun 2020 12am

De los aplausos a la más que justificada indignación

caceroladas alcorcon

La prolongación del Estado de alarma no está justificada. El Gobierno socialcomunista de Sánchez e Iglesias pretende alargarlo el máximo posible para así, de esta manera, con la excusa de la pandemia, tenernos en arresto domiciliario de forma indefinida. El miedo es una herramienta poderosa, un arma que maneja de forma magistral la izquierda para alcanzar sus propósitos. El Gobierno de Sánchez niega la evidencia. Las palmas y los aplausos de las 8 de la tarde han dado paso a la ira y a la más que justificada indignación.


Prisioneros mientras diseñan la nueva sociedad

pancarta sanchez orwell

Estaba tardando la izquierda en buscar culpables, en sacar balones fuera y en responsabilizar a otros de su pésima y nefasta gestión. La izquierda en general, y muy particularmente el PSOE, es el mago del engaño, la mentira y la tergiversación. Ellos gobiernan y nos venden la apariencia de que son otros los culpables de que España sea el país del mundo con mayor número de muertos por millón de habitantes, su comunidad sanitaria sea la más contagiada y donde peor se están haciendo las cosas para intentar volver a la normalidad. Más preocupados en su "operación maquillaje" y en la manipulación de las estadísticas para esconder los muertos que su irresponsabilidad y negligencia han provocado, que en salvar vidas. La izquierda y el gobierno, lejos de asumir algún error, sacan pecho, ponen a sus terminales mediáticas a trabajar y a buscar ese chivo expiatorio que tanto necesitan.

VOX se abre paso en un Congreso en el que importa más el bipartidismo que España

abascal vox congreso

Es difícil comprender la política española donde se dice una cosa y se hace la contraria. La capacidad de sorpresa de los españoles es inagotable. Nunca acabamos de acostumbrarnos a dichos y hechos donde la ficción supera a la realidad. La gran mayoría de los políticos en España son poco fiables, con discursos grandilocuentes, impostados, rotundos y con una cierta pose de suficiencia con la que se trasmite una seguridad y una confianza que luego no se corresponde con la verdad.

La hora de tomar partido: enterradores o inocentes

 pablo iglesias isa serra

Pedro Sánchez es muy dado a montar todo tipo de mesas. Mesas de diálogo, mesas de reconstrucción, mesa por la paz, e incluso, mesas por la coordinación, esta última encargada de coordinar los distintos ministerios, sobre todo para evitar que trasciendan las discrepancias entre los ministros comunistas de Podemos y los ministros socialistas del PSOE y con la finalidad de no trasladar a la opinión pública la imagen de descoordinación y la de limitar al todopoderoso Pablo Iglesias dentro del gobierno y sus injerencias en otras carteras que no son de su incumbencia.

Una fosa común en la que Sánchez e Iglesias son los enterradores

ataudes muertos coronavirus

Todo en España es sumamente contradictorio. Pedro Sánchez fue aupado a la Presidencia del Gobierno por comunistas, amigos de asesinos y separatistas de todo tipo y pelaje. Pedro Sánchez solicita una tercera prorroga de su Estado de alarma y para ello busca apoyos en el principal partido de la oposición, el Partido Popular, que junto con Ciudadanos, se convierten en los mejores aliados del Gobierno socialcomunista, del tándem formado por Sánchez e Iglesias. El capítulo de contradicciones es inacabable y a pesar del apoyo recibido, los portavoces de comunistas y socialistas, así como todas las terminales mediáticas de la izquierda, solo critican a las formaciones que les apoyan para que los planes de este par de ineptos mamarrachos salgan adelante. Pablo Casado e Inés Arrimadas, son la mejor garantía para que Sánchez e Iglesias se mantengan en el poder, la mejor garantía para que nada cambie, para que todo siga igual.

Primero el control del relato, después la salvación

iglesias tezanos sanchez

El CIS apunta y el Gobierno de Sánchez dispara. Si diéramos por buenas las conclusiones a las que llega el Centro de Investigaciones Sociológicas del socialista José Félix Tezanos, esta sociedad estaría mucho más enferma y podrida de lo que hubiéramos llegado a pensar o imaginar. Quiero pensar que lo que nos dice el CIS es fruto del deseo del propio presidente Pedro Sánchez, de la España que está diseñando para nosotros, que de la voluntad real de los españoles. Miles de muertos, millones de parados y el CIS asegura que los españoles estamos contentos con la situación política, económica y social. Mayoritariamente orgullosos de como Sánchez está manejando la situación y gestionando la crisis sanitaria, a pesar de que España es el país del mundo con un mayor número de fallecidos por millón de habitantes, donde gran parte de la comunidad sanitaria está contagiada y donde no se sabe exactamente los millones adquiridos en material de protección contra el contagio del virus, ni las empresas a las que se les ha comprado, ni los millones invertidos y mucho menos las comisiones repartidas, motivo por el cual, con casi toda seguridad, Moncloa ha cerrado su portal de transparencia.

Donde nada se pactó y todo se cedió

pactos moncloa

A las muchas tonterías que tenemos que escuchar de manera más o menos habitual se le suma ahora la de aquellos nostálgicos que recurren a los manidos Pactos de la Moncloa de 1977 como tabla de salvación para salir de la crisis sanitaria, social y económica a la que nos enfrentamos. Llama la atención la obsesión de algunos por el pasado, sin tener en cuenta eso de que no necesariamente cualquier tiempo pasado fue mejor. Se agarran a un clavo ardiendo, posiblemente porque no sepan hacerlo de otra manera. No tienen ni las cualidades ni la imaginación, ni siquiera la ocurrencia de acudir a fórmulas novedosas o imaginativas, fórmulas de futuro. Siguen empeñados en analizar el pasado con los ojos del presente y, lo peor, es que su desconocimiento, su ignorancia y posiblemente su maldad, solo recurren a lo peor de nuestra historia, a fórmulas fracasadas como fueron los conocidos e idealizados Pactos de la Moncloa, donde nada se pactó y todo se cedió.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.