Opinión | Javier Cordero
Última actualizaciónDom, 05 Abr 2020 9pm

Lola & Baltasar, forever friends

garzon dolores delgado

La mayoría de los medios llevaban entre sus titulares, días atrás, la posible reprobación en las Cortes de la Ministra de Justicia Dolores Delgado, dado su posicionamiento inicial ante la denuncia formulada en Bélgica, por Puigdemont y cuatro de sus ex consellers, contra el magistrado Pablo Llarena, por unas supuestas declaraciones de éste contra los políticos independentistas huidos, en las que de forma deliberada se falseaba la traducción que le incriminaba. Delgado se posicionaba contra el magistrado al declarar que su procesamiento era una cuestión privada y su defensa no se costearía desde el Estado. Cuando le arreciaron las críticas le saldrá al quite Sánchez, enmendándola la plana, y no le quedará otra que dar un bandazo de ciento ochenta grados y declarar que el estado español costeará los gastos del bufete que defenderá a Llarena.


La Fosa 112 de Paterna

fosa112

Uno ya no sabe si vale la pena perder el tiempo, o quizás no, en tratar de explicar a mis conciudadanos que la memoria histórica que nos tratan de vender es una verdad a medias, o mejor sería decir una gran mentira, auspiciada desde el odio y la revancha, de personas que dicen representar a familiares cuyos lazos de sangre son, en muchos casos, la de biznieto/a y en los menos, la de nieto/a, de “represaliados por el franquismo” –palabras que de forma machacona se nos repite de forma literal-. A esas personas y a otras les preguntaría que hagan el ejercicio sincero de preguntarse si saben dónde están enterrados sus ocho bisabuelos/as, independientemente de la causa de su muerte y de la ideología política que profesaban en nuestra guerra civil. La respuesta es no.

Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.