Última actualizaciónSáb, 06 Jun 2020 1am

Soros y el silencio de los corderos

soros

El silencio adquiere su mayor valor cuando se utiliza como instrumento de manipulación de la opinión pública. Esa es la noticia de la semana: una cortina de hierro se ha desplomado sobre el pueblo español, que en su mayoría, desconoce quién es George Soros y porqué le dedico mi tiempo.

Soros es un especulador financiero estadounidense de origen húngaro que se encuentra detrás de la crisis de refugiados que asola a Europa y de la guerra de Ucrania; un acaudalado sin patria que financia golpes de Estado, campañas electorales como la de Clinton y hasta a la propia prensa que leen diariamente. 27.049 dólares fueron destinados por la Open Society Foundations a medios y periodistas españoles para frenar el euroescepticismo. Quizá de ahí el silencio, de los corderos.

El magnate ha injerido en nuestro territorio hasta el punto de financiar con 80.000 dólares a SOS Racisme Catalunya para frenar a los derechistas de PxC (Plataforma per Catalunya), en los comicios municipales celebrados en 2015. Y si esto ya debería parecer alarmante, el húngaro también costeó el secesionismo catalán aportando otros tantos miles de dólares para la actividad del Consell per la Diplomacia Pública de Catalunya en 2014. ¡Como si Montoro no se hubiese bastado solito!

Y aún hay más: ¿Recuerdan el caso Tarajal por el que se quiso acusar a 16 Guardias Civiles de la muerte de 14 inmigrantes en Ceuta? El húngaro también se molestó en dotar de 24.500 dólares a la ONG Coordinadora de Barrios para que recopilase información contra los miembros del Cuerpo.

Pablo Iglesias, Teresa Rodríguez de Podemos, Javier Nart de Ciudadanos o Maite Pegaza de UPyD, entre los potenciales de este emético plutócrata.

Cierto que esto parece más la trama de una película de Hollywood basada en la famosa teoría del Nuevo Orden Mundial o NOM y en la que un millonario maneja a su antojo a los papanatas europeos y nos impone sus dogmas desestabilizándonos como nación a través de la oligarquía mediática que ejerce su papel de esbirro. Pero es la realidad a la que nos enfrentamos. Orbán ya le ha declarado la guerra. Duelo entre húngaros, al menos por el momento.

Sin embargo, mucho me temo que Soros no juega solo y estas filtraciones forman parte únicamente de un indigesto menú. En nuestras manos está ser rebeldes a tiempo y al tiempo. Mundialismo o identidad, soberanía o deshonrosa rendición ante la Unión Europea de los burócratas, Soros u Orbán, vicio o virtud.

Inma Sequí [Twitter: @isequiser96]
Vicesecretaria de Juventud de VOX. Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.