Opinión | Iñaki Anasagasti

Pablo Iglesias ingresa en la Casta a tope

pedro sanchez pablo iglesias moncloa

El martes fue Pablo Iglesias a La Moncloa sin abandonar su look rapero. Es lo único que le queda de aquellas soflamas en las que nos decía que iba a conquistar los cielos, y nos decía que el que la casta era muy mala y ellos muy buenos, nos ponía como ejemplo la revolución chavista y, ¡oh sorpresa!, argumentaba que los partidos tradicionales del régimen del 78 negociaban a espaldas del personal cuando había que hacerlo de forma abierta, en los bares, con presencia de focos inmensos de luz y taquígrafos.

¿Qué queda de aquellas promesas y acusaciones?.

Este martes resumió su encuentro con Sánchez, que fue el más largo, en cinco minutos diciendo que habían estado de acuerdo en estar de acuerdo y que estos acuerdos de Podemos con el PSOE se lograrían con paciencia, una caña, discreción y madurez.

¡Tarde piaste pajarito!.

¿No habíamos quedado que había que negociar megáfono en mano?.

Pues no.

Debería de haber un gran notario que apuntara estas cosas y que denunciara sus incumplimientos. Como en Japón. Y es que lo demás, nos tomas el pelo.

Como cuando Casado le llamó a Sánchez felón, okupa, traidor y, aquello tan caritativo de que tenía las manos manchadas de sangre y a preguntas de un periodista en La Moncloa el martes dijo que nunca le había faltado al respeto.

Podemos y el PP aciertan cuando rectifican pero dejan una pésima impresión de gentes superficiales, poco serias y a los que hay que ir enseñando en la marcha.

Y eso cuesta muy caro.

Iñaki Anasagasti [@ianasagasti]
Político vasco. Publicado en El Blog de Iñaki Anasagasti

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.