Opinión | Iñaki Anasagasti

La entrevista alfombra a Aznar

aznar-bertin-osborne

Este pasado miércoles llegué a casa a eso de las diez de la noche. Había estado en Donosti, en el edificio de Tabakalera, presentando el libro de Basaldúa con Erkoreka, Estevez y Agirre. El alcalde Xabier Albistur, miembro de la Bascongada, fue quien organizó el acto. Fue una sesión muy agradable y erudita con preguntas tras las disertaciones. Creo que lo presentaremos también en Barakaldo pues Pedro de Basaldua nació en la calle Portu de Barakaldo en 1906. Si en Baraka quieren.

Previo al acto tuve la agradable sorpresa de que un chaval se me acercara y me dijera que era el nieto de Eusebio Zubillaga, uno de los hombres claves de los Servicios Secretos del Gobierno Vasco durante la guerra mundial y cuya vida recogimos en el libro "Nuestro Hombre en Bilbao". Me dijo que tenía una carta de la embajada británica agradeciendo los servicios prestados por su aitona.

Y tras un día de andar para atrás y delante, llegué a casa, enchufé la televisión y en el canal 5, Bertin Osborne le hacía una entrevista alfombra a José María Aznar. A éste se le veía relajado, chuleta y contestando cosas que le agradaba contar como si no tuvieran importancia como su atentado, la foto de las Azores, lo que opinaba de Mariano Rajoy, como era Fraga, y cosas así, todas muy encapsuladas, amables, buenistas y sin posibilidad de controversia. Se veía que aquello estaba pactado. El franquismo de la familia ni tocar, la corrupción sin aludirla ni con el pétalo de una rosa, sus follones con el PP, la situación de sus grandes amigos Blesa y Rato y Bárcenas, la burbuja inmobiliaria, su combate al Plan Ibarretxe......en fin, todo aquello que pudiera romper la armonía de un lago de los cisnes de cinco estrellas como transcurrió ,terminó con una demostración culinaria de párvulos y mostrándonos la inmensa habilidad del ex al hacer una ensalada de tomate y atún. Pero con ese simplismo tan suyo no se daba cuenta que mostraba su concepción de la política que es como de la gastronomía. Tomate, atún, un poco de sal y aceite. Y nada más. Nada de florituras. Me imagino será consciente que nunca ganará una estrella Michelin, como tampoco la ganará por su carácter, aunque como digo, el estar delante de uno de los suyos (faltó Norma Duval) le hizo sentirse cómodo y hasta graciosillo.

Para finalizar fue contestando preguntas que le hacía Bertín chutando en dos porterías con un balón, por lo menos Rajoy le ganó a Bertín con el futbolín, siendo muy esclarecedora la que le hizo Aznar a Osborne preguntándole si le hubiera ofrecido un cargo éste lo hubiera aceptado. Bertín contestó que sí. Es decir, el cantante es un pepero de raza y por eso se entendía tanta amabilidad y tantas preguntas amañadas en esta entrevista tan poco periodística, tan afectada, tan falsa y tan alfombrera.

La única conclusión que saqué fue que Aznar quiere de nuevo hacerse grato al PP, recordar que su dedo nombró a Rajoy y que no le apetece estar en el lazareto como está, cuando fue él, y nadie más que él, fue quien refundó el PP y quien nombró al actual presidente y, con esta entrevista, que tuvo la mitad de audiencia que otras, empieza su vuelta buscando ser aclamado en una próxima asamblea del PP. Fuera, al parecer, hace mucho frío.

Iñaki Anasagasti. Publicado en El Blog de Iñaki Anasagasti

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.