Opinión | Iñaki Anasagasti

Alderdi Eguna en Foronda y Sortu en Iruña

lenin

Cuando en setiembre de 1977 celebramos el primer Alderdi Eguna en Aralar, ETA había decidido continuar la lucha armada, es decir, el terrorismo. Cuanto más cruel, mejor. ¿O no?.

Aquello fue toda una canallada para las inmediatas víctimas y una canallada a la sociedad vasca. Nos esperaban años y años de sufrimiento y de ver envuelto nuestro nombre en una lucha que nada tenía que ver con nosotros sino con unos fanáticos que con capucha y el puño cerrado decían que nos iban a liberar. Toda una decisión estratégica que nos la vendieron como lo mejor para Euzkadi. Nos dijeron, estos “intelectuales” del puño en alto, que teníamos una Euzkadi socialista, reunificada y euskaldun, a la vuelta de la esquina. Solo hacía falta dejar hacer a los comandos justicieros y poner un cierto número de secuestrados y muertos encima de la mesa. Y en una década viviríamos en la Arcadia Feliz.

El PNV que había acudido a las elecciones de junio de 1977 le dijo a la sociedad vasca que el camino sería largo, duro, sinuoso, lleno de ataques y contratiempos y que delante teníamos muchísimos enemigos, entre ellos a ETA. Pero que la apuesta era democrática, política, humana, gradual, y continua.

Han pasado 41 años de aquel primer Alderdi Eguna y el EAJ-PNV sigue su camino trazado por Sabino Arana en 1895 y sabemos muy bien lo que tenemos delante y cuáles son nuestros adversarios y enemigos, como lo supimos en 1977, cuando subíamos al Alderdi de Aralar. Familias, trabajo de hormiga, fiesta y respeto. Y la tortilla en la tartera.

Viendo la noticia de esa II Conferencia en Iruña de Sortu y escuchando a su secretario general, es evidente que la IA sigue tan desnortada como entonces.

Este sábado ha celebrado su segunda conferencia política y sin nombrarlo ha sacado a Sabino Arana del Txakolí Larrazabal para decirnos que sin derecho a decidir no hay tu tía, nada de nada. El todo o la nada que dice el Lehendakari y que les enerva, porque como en 1977 no tienen la brújula en su sitio.

Ese ha sido todo el aporte de esa II Conferencia Política cantando todos al final el himno de los gudaris vascos del PNV, el Euzko Gudariak, que fue un himno de guerra, precioso si, pero de guerra y del PNV, no de Sortu, y como gran aporte de esta organización todos los puños levantados con mucho donaire. Como en el Coliseo romano.

Yo ésto de los puños cerrados y levantados con mucha ira sigo sin entenderlo. ¿Por qué el brazo en alto como saludo fascista es algo bochornoso, que lo es, y no lo es el símbolo del estalinismo, del maoísmo, de régimen de Corea y de Maduro?. ¿No son símbolos de dictaduras apestosas porque las dos se basan, desde extremos opuestos, en la conculcación de todos los derechos humanos?.

Que no me digan que es en representación de la lucha obrera y por los trabajadores porque se pueden defender los derechos de los trabajadores sin exhibir un símbolo de tantísima opresión y muerte. Si, ya sé que Txiki Muñoz no está de acuerdo en ésto, pero es que el mensaje de Muñoz es un mensaje propio de la dictadura del proletariado.

Sigo sin entender el por qué este tipo de izquierda no es ética ni democrática y por qué se considera con autoridad moral para decir que las dictaduras de Castro y Stalin son buenas, buenísimas y las de Franco y Hitler, malas, malísimas porque si hasta contabilizando muertos son más abundantes en la primera.

Magro aporte al debate político sigo viendo en este sector de la sociedad vasca, que solo ha hablado de ETA en Iruña para revindicar a sus presos, que sí, que tienen que estar lo más cerca de su lugar de residencia, pero que no digan ni una sola palabra sobre lo que fue la barbarie de matar y matar para “liberar” Euzkadi, no es de recibo.

Y yo siempre me pregunto. Si tanto quieren ese régimen sin libertades ¿Por qué no se van a Cuba, a Venezuela, a Corea?. ¿Por qué quieren imponérnoslo a los demás?.

Por todo lo anterior el contraste entre Iruña y Foronda este fin de semana, es elocuente.

El PNV puede sentirse muy orgulloso de sus apuestas. Concierto, Estatuto, Osakidetza, EITB, recuperación del euskera, Guggenheim, turismo, calidad de vida, investigación, desarrollo, máquina herramienta,….eso sí, con los instrumentos estatutarios que hemos tenido, logrados en 1979, sin haber logrado cumplir el estatuto de Gernika, y superando crisis tras crisis, y cosas así y poniendo una clausulita al final que el estatuto no significa renuncia a nada.

Por eso a la IA y a Sortu no les gusta hablar de estas cosas y lo camuflan todo con una pirotécnica verborrea revolucionaria, como en el 77, levantando el puño con rabia y soltando amenazas y lindezas que si por ellos hubiera sido estaríamos poco menos que en el Nirvana, cuando la ideología que predica Arkaitz Rodríguez está más cerca del desastre humanitario de Maduro que de una sociedad disparada hacia el futuro como lo es en la actualidad la vasca.

El lema del Alderdi Eguna es Prest. Y tiene credibilidad.

El de la IA es más de lo mismo y recetas fracasadas. Eso sí, envueltas todas ellas en el Euzko Gudariak, himno de los gudaris de Eusko Gudarostea del EAJ-PNV.

Iñaki Anasagasti [@ianasagasti]
Político vasco. Publicado en El Blog de Iñaki Anasagasti

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.