Opinión | Erik Encinas

La violencia y el odio se extienden por España

girona delegacion

Hace ya un tiempo que vengo alertando sobre el peligro que supone el fin de la política y el inicio de caminos antidemocráticos y violentos que solo buscan el enfrentamiento y el odio entre españoles. Y no únicamente no se ha frenado la violencia, sino que los hechos demuestran además que los violentos separatistas, proetarras y una parte de la extrema izquierda bolivariana y bolchevique siguen fortaleciendo un escenario pre-bélico con sus actos totalitarios, que sitúan a la arena política y la sociedad española en el momento más crítico de los 40 años de democracia en España.

Sin la menor duda, vivimos tiempos esperpénticos, donde el palabrerío no lo cura todo, y en los que es innegable que la violencia y el odio se está extendiendo por toda España, de manera especial en Cataluña y el País Vasco, y no pararla será otro fracaso histórico del cual nos arrepentiremos todos los españoles. Pero también ha sido otro fallo que el presidente Pedro Sánchez no condene la violencia como debería ser y haya alcanzado pactos nunca visto con los que pretenden destruir la nación, incluso planteándose el indulto de los golpistas separatistas, una decisión que tomaría después de las Elecciones Generales 28-A, si ganara las Elecciones Generales.

Dada la terrible situación política, social y económica, no es descabellado reconocer abiertamente que podría estallar una nueva Guerra Civil Española, porque ciertamente hay quienes no han aprendido absolutamente nada de los errores del pasado, entre otras razones por la falta explicativa de algunos episodios históricos clave en la educación y la politización de sectores radicales que han intentado imponer una ideología de pensamiento único, excluyendo hasta profesores de las aulas por tener una mirada de la historia mucho más amplia y lejos del sectarismo.

En juego está la democracia española, todavía no es tarde, pero cada vez la situación es más preocupante y sé que los españoles cada día que pasa están más seguros de que no permitirán la ruptura de España, por lo tanto, habrá que frenar la violencia, el odio, los delirios y ponerse a trabajar por los verdaderos problemas de este país, que por desgracia son muchos y ya es hora resolverlo por el bien de la nación.

Erik Encinas [Twitter: @ERIKEO5555]
Estudiante. Activista político y social. Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.