Opinión | Erik Encinas

La inmigración es un negocio para algunas ONGs

ong open arms

Es verdaderamente asombroso contemplar la falsa apariencia de humanidad y la muy poca vergüenza que tienen ONGs como Open Arms, las cuales realmente están ya lucrándose a costa de la inmigración que invade las fronteras de los países europeos desde hace tiempo, ya que las mafias que trafican con personas como Al-Bija Boys les ofrecen suculentos subsidios por cada inmigrante ilegal que llega a puertos europeos y no a otros que tienen disponibles desde el primer día como el puerto de Túnez.

Ante toda esta situación insólita, criminal y trágica que apenas se detalla, resulta cuanto menos llamativo el silencio de la mayoría de los responsables políticos por la gran presión mediática que este tipo de organizaciones no gubernamentales ejercen en la opinión pública, utilizando hasta el apoyo de famosos o lobbies como el especulador multimillonario George Soros para conseguir sus fines y obtener así beneficios económicos con la miseria. Algo que desde luego me parece muy grave.

Por ello, me gustaría dirigirme a los políticos y decirles que hemos llegado a un punto donde decir la verdad asusta por el miedo a lo que otros digan, pero si se lleva razón, no miren atrás y pronúnciense sin temor. La sociedad civil es cada vez más consciente de todo lo que está pasando, pese al ruido interesado de algunos que viven de estas pantomimas y del gran circo que esto genera, precisamente por esta razón intentan embaucar a la gente en una de las grandes mentiras del siglo XXI.

Además, ¿cómo no? tengo otro mensaje para los famosos progres como Richard Gere o Javier Bardem, si pese a todo lo que estoy afirmando con rotundidad y claridad, quieren seguir apoyando a ONGs vinculadas a organizaciones criminales, háganlo con su dinero, compren pisos o acójanlos en sus mansiones de ricachón, porque allí seguro que vivirán mejor. Y contribuyan más, dando más fondos a los pobres, ya que no olviden, que si todos los ricos del mundo dieran un parte de su fortuna no habría pobreza en el mundo, aunque ya sé que esto no interesa demasiado explicarlo, porque si no se acaban los chiringuitos rápidamente.

Y por último, como es lógico, se debe exigir una investigación exhaustiva y rigurosa de todos estos entramados mafiosos para que salgan a la luz con absolutamente todo minuciosamente y de este modo rindan cuentas con la justicia quienes tengan que hacerlo, dado que nadie debería estar por encima de las leyes.

Erik Encinas [Twitter: @ERIKEO5555]
Licenciado en periodismo. Activista político y social. Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.