Querido Joe Biden, todo no vale para ganar

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Nadie lo diría hace 10 años, pero el año 2020 se ha caracterizado por varias cuestiones muy relevantes y que nos han cambiado la vida para siempre: la pandemia china, el aumento de la censura, el recorte de derechos y libertades fundamentales y el supuesto fraude en las Elecciones de Estados Unidos. Lógicamente, nuestro mundo está viviendo cambios constantes y cada vez más explosivos, por ello, el globalismo con su dictadura de lo políticamente correcto intenta frenar a toda disidencia con gobiernos comunistas como el de España, Cuba, China, Venezuela o Nicaragua. Incluso al mismísimo Donald Trump hemos observado como lobbies han ordenado a grandes medios de comunicación que lo silencien y sea criticado como nunca antes se había hecho a presidentes anteriores, ya que no pertenece al ‘establishment’.

Por lo tanto, al margen de que estas elecciones no hayan terminado todavía, a Joe Biden le han hecho el trabajo personajes clave y que están en la sombra, realmente los de siempre y quienes tienen más poder que nadie. Eso está claro, porque él realmente solo ha sido una marioneta más, es decir, no ha ganado a Trump, la batalla mediática ha sido crucial para la victoria del candidato del Partido Demócrata, porque ha contado con el apoyo de numerosos medios de comunicación de todo el mundo que hasta le han otorgado la victoria sin pronunciarse la Justicia. En cualquier caso, es el candidato del establishment como lo fue Hillary Clinton en su momento, sin embargo, en aquel entonces se confiaron, pensando que Trump perdería.

Pero es importante señalar que ahora todo huele mal, porque el Washington Times ha informado de que Judicial Watch ha encontrado a 1,8 millones de “votantes fantasma” en 29 estados y ha advertido sobre estas “sucias” elecciones presidenciales en Estados Unidos, en las que todavía hay que ser prudente con el ganador.

Esta entidad, que investiga supuestas faltas en la conducta de funcionarios gubernamentales, ha publicado un estudio comparativo entre las estadísticas de población de la Oficina del Censo y los datos de registro de votantes estatales, y ha revelado una disparidad notable.

En esta dirección, ha advertido sobre un posible fraude electoral al encontrar que 352 condados en 29 estados tuvieron 1.8 millones de votantes registrados más que ciudadanos en edad de votar.

“En otras palabras, las tasas de registro de esos condados excedieron el 100% de los votantes elegibles. El estudio encontró ocho estados que muestran tasas de registro en todo el estado superiores al 100%: Alaska, Colorado, Maine, Maryland, Michigan, Nueva Jersey, Rhode Island y Vermont ”, señaló Tom Fitton, presidente de la entidad.

El equipo de campaña del presidente estadounidense, Donald Trump, ha presentado tres demandas para detener el recuento de los votos en los estados disputados de Michigan, Pensilvania y Georgia.

Además, en estos comicios han votado hasta los muertos y el recuento ha sido sospechosamente súper lento, algo que pone muy en cuestión al sistema electoral de los Estados Unidos. Por estas razones de peso, en estos momentos diversos Servicios de Inteligencia y la NSA ya trabajan para destapar toda la verdad, conjuntamente con la Justicia norteamericana. Confío en que se sepa la verdad por el bien de los americanos y los ciudadanos de este mundo, porque ambos tienen modelos bien distintos para el planeta y en juego está el destino de la humanidad.

Erik Encinas
Autor: Erik Encinas
Graduado en Periodismo por la Universidad Pompeu Fabra. Miembro del Colegio de Periodistas de Cataluña. Colaborador en diferentes medios de comunicación, entre ellos MEDITERRÁNEO DIGITAL, Radio Rubí, VAVEL deportes, Radio Las Palmas o Report.cat. Asesor de comunicación en JPC Comunicación.
Últimos artículos publicados

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.