Opinión | Erik Encinas

Cataluña sin gobierno, pese al líder supremo Kim Torra

quim torra lazo

Desde el pasado 20 de diciembre existe una gran parálisis institucional en Cataluña, que ha provocado una falta real de comisiones parlamentarias, de plenos y sobre de todo de un gobierno catalán, pero lo cierto es que el ahora presidente separatista, incendiario, supremacista y xenófobo Quim Torra, no hace tampoco nada por la comunidad catalana tal y como era de esperar de un tipo de este calado. Así que la situación es tremendamente catastrófica y además las soluciones velan por su ausencia.

Es por ello, que el separatismo ha logrado desprestigiar como nadie lo había hecho en los últimos 40 años a las instituciones catalanas, porque los separatistas se han pasado una y otra vez las leyes por el arco del triunfo y encima venden ser demócratas, mientras están realizando un Golpe de Estado secesionista desde está región española y sin el apoyo mayoritario de los catalanes.

El golpe separatista afecta hasta al cuerpo de policía autonómico, que actualmente sigue liderado por una cúpula mayoritariamente independentista, que además de incumplir las leyes que emanan en la Constitución Española y que juraron en su día, sancionan a los “Mossos Constitucionalistas”. Sin lugar a dudas, hechos muy graves y que merecen una respuesta valiente y contundente por parte del gobierno de la nación.

Cataluña necesita ya un gobierno de verdad que atienda realmente las problemáticas de los catalanes en materia económica, evitando que sigan marchándose miles de empresas en una fuga masiva e histórica y sin la menor duda unos gobernantes que aborden la sanidad, educación o seguridad con la importancia que merecen en el panorama actual.

Es intolerante que para el líder supremo Kim Torra terminar con la pobreza infantil o pagar lo que debe a las guarderías no sean unas de sus prioridades en Cataluña, cuando esto son ciertamente unos problemas que nos deberían avergonzar hasta que estén ocurriendo en pleno siglo XXI. No obstante, para los separatistas el proceso rupturista lo cura todo, ya que su realidad paralela es tal, que ni observa lo que la mayoría ve, escucha, tiene y siente, pero miren los resultados: una Cataluña devastada económicamente, más pobre, con una sociedad catalana literalmente partida y con una escasez de gobierno en el terreno político más que evidente y que no atiende ninguno de los problemas de los ciudadanos.

En definitiva, con todo este panorama desolador ¿para cuándo Kim Torra va a desmantelar los arsenales nucleares en Cataluña?

Erik Encinas [Twitter: @ERIKEO5555]
Estudiante. Activista político y social. Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.