Opinión | Erik Encinas

¿A los Mossos indepes no se les sanciona?

mossos indepes

Es incuestionable que la realidad supera a la ficción en muchas ocasiones. En Cataluña ya se ha llegado a ese punto, desde luego, podrían hacer un film para Hollywood y pienso que ganaría varios Oscars. No cabe duda ya, que el fanatismo ha impregnado a los separatistas hasta tal punto que los que quedan se niegan a aceptar la verdad y siguen inducidos en propagar el odio y usar los recursos públicos para atacar España, incluso desde sus puestos públicos, en lugar de acometer únicamente sus funciones en el horario de trabajo. Los Mossos indepes son un ejemplo inequívoco, pese a la grave crisis de inseguridad que padece Cataluña, porque siguen vulnerando una y otra vez la ley de diversas maneras y el Departamento de Asuntos Internos de los Mossos D’Esquadra (todo un fraude politizado), no mueve un dedo. Tampoco el Ministerio del Interior, dirigido por Grande-Marlaska, pese a las reiteradas quejas de la mayoría de agentes nacionales y a través de distintos colectivos policiales, quienes en muchas ocasiones sí son sancionados por denunciar cuestiones que no funcionan correctamente en los cuerpos autonómicos o en los cuerpos estatales.

No sé cómo pueden dormir tranquilos algunos, o es que lo disimulan muy bien. Es evidente, que es totalmente antidemocrático que un cuerpo regional carezca de ley y tenga un comportamiento desigual entre sus agentes. Hablando de nuevo, con la Mosso constitucionalista, Inma Alcolea, ella misma me dijo rotundamente que “hay una mafia dentro, que tolera y protege a esos Mossos corruptos y radicales, mientras se persigue, acosa y expedienta en falso al resto”, pero aun así nadie acaba con esta alucinante corruptela. Es incomprensible.

También, agentes de la Guardia Civil me explicaban que estaban indignados otra vez con el Ministerio del Interior, ya que se ve repetidamente la doble vara de medir entre unos y otros, uno de los casos fue cuando un guardia civil grabó desde el furgón el traslado de los cabecillas golpistas a Madrid, que ha sido sancionado de empleo y sueldo, y compañeros suyos han pagado su salario para que su familia no lo pasará mal. Y no olviden que además cobran menos que los policías autonómicos. En cambio, luego tenemos a Mossos separatistas que simpatizan con secesionistas y hacen la vista gorda en manifestaciones, falsean informes, destruyen pruebas o hasta reparten propaganda independentista enviando sus cartas usando en el remite la dirección de una comisaría de Blanes, algo delictivo igual, ya que la ley lo prohíbe. Estos hechos delictivos realizados por la asociación Sindicat Autònom de Mossos d’Esquadra (SAME) y la plataforma ‘Mossos per la Democracia’ (MXD), llevan encima meses escribiéndose desde la dirección de su comisaría en los remites de sus comunicaciones. Y, sin embargo, ningún mando de su comisaría en Blanes (Gerona) se lo impide.

La denuncia parte de ‘Politeia’, una asociación de policías de Cataluña, que está haciendo una grandísima labor, y que ha sido quien ha remitido una carta al consejero separatista de Interior de la Generalitat Miquel Buch. Según esa queja, ambas plataformas usan la dirección ‘Calle Ter número 49’, correspondiente a la comisaría de Blanes, en todos sus escritos y comunicaciones.

Los Mossos separatistas en sus comunicados hablan de “ocupación” por parte del “Estado” y se muestran como el único sindicato capaz de “plantar cara” a España. Según fuentes policiales consultadas, hasta barajan posibles ataques futuros. En todo momento, firman sus mensajes con un ‘Salud y República’. Es decir que la paranoia ya es total y muy peligrosa, porque no olvidemos que estas personas llevan pistola y pueden ir todavía más allá como ocurrió en el 1934 en el Golpe de Estado que dio el primero golpista Lluís Companys y luego genocida..

Estas objeciones además se puede observar desde los perfiles en redes sociales de estas organizaciones de corte separatista, donde se realizan menosprecios, insultos y ataques contra otros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad públicas como Guardia Civil y Policía Nacional. Por estas razones de peso, desde ‘Politeia’ reclaman a la consejería de Interior catalana que “fiscalice” su actividad, el uso de material de oficina que puedan estar realizando y que se les prohíba tajantemente el uso de la dirección de la comisaría de Blanes para sus comunicaciones. Pero lo cierto es que ni se esconden en hacerlo públicamente desde sus perfiles personales, uno de estos casos, el líder de los Mossos separatistas Albert Donaire, que ataca desde hace ya unos años a España y luego se baja los pantalones ante los tribunales. Sin embargo, no se les sanciona. Por lo tanto, estamos ante una situación injusta y realmente preocupante que ha quedado plenamente al descubierto y pone enteramente en entredicho al cuerpo de los Mossos D’Esquadra. Una situación que no es comparable a nada reciente y recuerda mucho a los tiempos oscuros de la Segunda República, y si no se toman medidas, todo acabará fatal, es cuestión solo de tiempo.

Erik Encinas [Twitter: @ERIKEO5555]
Licenciado en periodismo. Activista político y social. Escrito para MEDITERRÁNEO DIGITAL

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.