Última actualizaciónSáb, 04 Jul 2020 10pm

Opinión / Enrique Area Sacristán

Las competencias del Estado y las Comunidades Autónomas

comunidades-autonomas

Según Elíseo Aja, "El Estado Autonómico", Alianza Editorial, Madrid, 1999. Catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Barcelona, como en todos los países federales, la distribución de competencias en España parte de la Constitución, pero, a diferencia de aquellos, la operación no termina en la propia Constitución porque ésta reenvía a los Estatutos de Autonomía para definir las competencias que corresponden a cada Comunidad Autónoma. Dentro del nivel competencial correspondiente, cada Estatuto de Autonomía asumía las competencias que consideraba convenientes, en virtud del "principio dispositivo", sabiendo que las demás corresponderían al Estado. En general, dice Aja, las Comunidades tendieron a recoger en sus Estatutos todas las competencias posibles, pero la redacción de cada Estatuto introdujo diferencias y, en ocasiones, algunas Comunidades no deseaban una competencia o, incluso, se olvidaban de recogerla. Las competencias no asumidas por los Estatutos corresponden al Estado.

En cada traspaso se realizaba una valoración de sus costes y el Estado transfería a la Comunidad en cuestión los recursos económicos necesarios para su funcionamiento. La consecuencia más visible del doble nivel competencial fue que las Comunidades del nivel superior contaron enseguida con una potente administración y un gran presupuesto.

Así, al comienzo del Estado Autonómico la distribución de competencias presentaba dos grandes diferencias con las técnicas del federalismo: la Constitución no determinaba las competencias de las Comunidades sino que se limitaba a marcar un mínimo y un máximo, y remitía al Estatuto la fijación de las competencias concretas de cada Comunidad, de modo que para saber a quien correspondía una competencia había que recurrir al Estatuto de la Comunidad. En segundo lugar, existían dos niveles distintos de Comunidades, por el volumen de competencias que poseían, uno muy alto y otro inferior. Paralelamente, el Estado poseía competencias totalmente distintas en las Comunidades del nivel competencial alto y del nivel inferior. El hecho de que cada Comunidad tuviera las competencias que le proporcionaba su Estatuto obligó a tener en cuenta siempre a la Constitución y al Estatuto de la Comunidad para saber de quién era la competencia, binomio normativo que el Tribunal Constitucional denominó "bloque de constitucionalidad": para decidir si una competencia corresponde al Estado o a una Comunidad.

Esto se quebró en 1992 a partir de los pactos autonómicos ya que las Comunidades de nivel inferior pasaron a tener tantas competencias como las de nivel superior.

Definitivamente, dice Aja, la superación durante estos años ha permitido llegar en la actualidad a un sistema de competencias del Estado y de las Comunidades bastante razonable y muy parecido a los existentes en los federalismos europeos. Por tanto, ¿Qué quieren decirnos ahora nuestros representantes con eso de que hay que optar por un Estado federal?. O no saben lo que dicen o los objetivos son otros e inconfesables.

Enrique Area Sacristán. Teniente Coronel de Infantería. Doctor por la Universidad de Salamanca.

Enrique Area Sacristán
Autor: Enrique Area SacristánWebsite: https://www.defensa-nacional.com/blog/
Enrique F. Area Sacristán (Vitoria 1960), Doctor en Sociología por la Universidad de Salamanca y Teniente Coronel de Infantería de la Escala Superior de Oficiales. Cursó sus estudios militares en la Academia General de Zaragoza y la Academia de Infantería de Toledo. Es Diplomado en Mando de Unidades Acorazadas, de Unidades de Operaciones Especiales, de Unidades Paracaidistas en España y del Ejército Francés. Ha realizado diferentes cursos y masters: Curso de Derecho Internacional y de la Guerra, postgrado en Ingeniería de Calidad, Master en Dirección de Recursos Humanos. Ha publicado varios trabajos relacionados con las Fuerzas Armadas y la Sociología, entre ellos destaca el estudio sociológico sobre 'Los Procesos de la Defensa Nacional en la Región Militar Pirenaico-Occidental' (2003), 'Necesidades de especialización en las Fuerzas Armadas' (2005) y 'La profesionalización en el Ejército de Tierra' (2007). Publica en 2018 su tesis doctoral, leída en la Universidad de Salamanca en 2009, sobresaliente cum laude, 'La incidencia de los nacionalismos excluyentes en la profesionalización de las Fuerzas Armadas'. Articulista reconocido, ha publicado más de doscientos artículos relacionados con las Fuerzas Armadas y los nacionalismos. Es coautor del trabajo 'Milicia y Sanidad en Al-Andalus. La Taifa Zirí de Granada' junto con el Coronel D. Francisco Hervás Maldonado.
Últimos artículos publicados

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.