Última actualizaciónJue, 04 Jun 2020 11am

Opinión / Enrique Area Sacristán

La disuasión militar

patrulla-aguila

Enrique Area Sacristán.

Teniente Coronel de Infantería del Ejército español. Doctor por la Universidad de Salamanca.

http://www.defensa-nacional.com/curriculum.html

Los oficiales de carrera han aceptado la idea de la disuasión como estrategia. Muchos creen que las grandes guerras no son inevitables y reconocen la amplia gama de misiones politicomilitares que se les están asignando y que probablemente se les asignarán. Subrayan que la disuasión es eficaz gracias a que hay hombres preparados para luchar. En este espíritu de lucha hay muy poco sentimiento sentimiento gung ho, lema adoptado por una parte de las fuerzas estadounidenses destacadas en Asia durante la segunda guerra mundial que hace referencia al entusiasmo por una tarea común, excepto entre algunos oficiales maduros; más bien se trata de una respuesta de imitación. La idea de una fuerza policial, la noción de que un soldado puede desarrollar una carrera eficaz sin haber participado nunca en una operación multinacional, ha llegado a nuestros días, principios del siglo XXI, como algo casi imposible en los Ejércitos Españoles, aunque antes tenia una aceptación amplia, aunque superficial. Pero sólo una reducida minoría, el núcleo de oficiales más innovadores, comprende plenamente las consecuencias de este punto de vista profesional. Esta minoría está convencida de que es posible reunir, tanto en un militar individual como en una Institución militar concreta, los potenciales de combate, de control de armamento y de salvaguarda de la paz.

Los oficiales que aspiran a altos mandos creen que el desarrollo de un soldado profesional eficaz requiere, al menos, cierta experiencia de combate. La decidida aspiración a un mundo sin guerras se considera todavía irresponsable y profesionalmente autodestructora. Los conflictos de baja y media intensidad de los últimos tiempos han fortalecido esta opinión, pero, aunque estos conflictos no se hubieran producido, se hubiera mantenido el predominio del espíritu de combate.

En último lugar, los limites del ejército como organización social son algo más que las definiciones creadas por sus miembros. Las realidades de la estrategia militar, la mezcla de armamento y las reglas politicomilitares para emplearlos han servido paulatinamente desde la II Guerra para limitar la inclinación civil. Una estrategia de defensa nacional basada en el armamento nuclear produce una fuerza cuyos límites son cada vez más claros. En el centro de la espiral destructiva, las armas nucleares de destrucción masiva deben de estar a cargo de una fuerza permanente y profesional.

Se está en la disuasión nuclear o no se está. En pocas palabras, las armas nucleares, ante la necesidad de hacer frente a lo imprevisto en el ámbito geográfico de los Países árabes y Magreb, crean un clima organizativo que es militar y su carácter deriva de su mera existencia, aunque no lleguen a utilizarse.

España, ante la disminución tan drástica de su potencial de capacidades militares, y ante el aumento de las capacidades convencionales y operativas de sus posibles adversarios, parece podría necesitar una fuerza permanente nuclear limitada a la disuasión de esas amenazas.

Enrique Area Sacristán
Autor: Enrique Area SacristánWebsite: https://www.defensa-nacional.com/blog/
Enrique F. Area Sacristán (Vitoria 1960), Doctor en Sociología por la Universidad de Salamanca y Teniente Coronel de Infantería de la Escala Superior de Oficiales. Cursó sus estudios militares en la Academia General de Zaragoza y la Academia de Infantería de Toledo. Es Diplomado en Mando de Unidades Acorazadas, de Unidades de Operaciones Especiales, de Unidades Paracaidistas en España y del Ejército Francés. Ha realizado diferentes cursos y masters: Curso de Derecho Internacional y de la Guerra, postgrado en Ingeniería de Calidad, Master en Dirección de Recursos Humanos. Ha publicado varios trabajos relacionados con las Fuerzas Armadas y la Sociología, entre ellos destaca el estudio sociológico sobre 'Los Procesos de la Defensa Nacional en la Región Militar Pirenaico-Occidental' (2003), 'Necesidades de especialización en las Fuerzas Armadas' (2005) y 'La profesionalización en el Ejército de Tierra' (2007). Publica en 2018 su tesis doctoral, leída en la Universidad de Salamanca en 2009, sobresaliente cum laude, 'La incidencia de los nacionalismos excluyentes en la profesionalización de las Fuerzas Armadas'. Articulista reconocido, ha publicado más de doscientos artículos relacionados con las Fuerzas Armadas y los nacionalismos. Es coautor del trabajo 'Milicia y Sanidad en Al-Andalus. La Taifa Zirí de Granada' junto con el Coronel D. Francisco Hervás Maldonado.
Últimos artículos publicados

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.