La FIFA prohíbe el brazalete arcoíris a favor de los LGBTI

La autocracia de Qatar y la FIFA han ganado la primera gran batalla de este Mundial. Las selecciones que pretendían que sus capitanes lucieran los brazaletes 'One Love' en favor del colectivo LGTBIQ+, entre las que se encontraban Inglaterra o Alemania, decidieron este lunes renunciar. El máximo organismo futbolístico no atendió a demanda alguna, y tras una última reunión con las federaciones implicadas en las que se les recordó que sus capitanes serían sancionados con una tarjeta amarilla, el pulso llegó a su fin.

Honey Girls Club

En un comunicado conjunto, las federaciones de Inglaterra, Gales, Bélgica, Dinamarca, Alemania, Países Bajos y Suiza, anunciaron que sus capitanes no lucirán los brazaletes arcoíris por mucho que en los días previos hubieran manifestado su intención de no renunciar. "No podemos exponer a nuestros jugadores a sanciones deportivas. Estábamos preparados para pagar multas y teníamos un compromiso fuerte por llevar los brazaletes. No obstante, no podemos poner a los futbolistas en esta situación en la que pueden ser amonestados o incluso forzados a dejar el terreno de juego", indican los representantes federativos de estas selecciones.

Y continúan: "Estamos frustrados por la decisión de la FIFA, que creemos que no tiene precedentes (...). Nuestros jugadores y técnicos están decepcionados".

La Football Association inglesa era una de las federaciones que llevaba días negociando con la FIFA ante la amenaza de que Kane recibiera una sanción disciplinaria por incluir en su indumentaria un complemento no autorizado, algo que impide el reglamento. El capitán inglés hubiera comenzado el partido frente a Irán con una tarjeta amarilla, exponiéndose así a perderse incluso el último partido de la fase de grupos frente a Gales de haber insistido con el brazalete One Love en el segundo encuentro, contra Estados Unidos.

Kane, antes del partido, había mostrado firmeza: "Hemos dejado claro como equipo, como plantilla y como organización que queremos llevar el brazalete", dijo el delantero. "Sé que la FA está hablando con la FIFA y estoy seguro de que, a la hora del partido, tendrán su decisión. Creo que hemos dejado claro que queremos llevarlo".

Tampoco parecía dispuesto a ceder Manuel Neuer, capitán de Alemania, que se encargó de reafirmar su intención de anudarse el brazalete multicolor de One Love. "Sí, lo llevaré", afirmó el sábado el portero.

La FIFA, con las agencias de la ONU como aliadas, instan a todas las selecciones a portar unas cintas propias que no molesten a las autoridades de Qatar. En esta primera ronda toca promocionar el mensaje El fútbol une al mundo. Bendita metáfora.

La UEFA dice NO a iluminar el Allianz Arena de Múnich con la bandera arcoiris LGTBI

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Los más leídos