Vinicius se hace español

Ha sido el pasaporte de la discordia. Después de dos años de espera, Vinicius Júnior juró el pasado viernes día 2 de septiembre la Constitución Española. Una circunstancia que ha condicionado los últimos ventanas de fichajes del Real Madrid, obligado a poner sus ojos sólo en futbolistas europeos ante la imposibilidad de fichar a jugadores brasileños, y que llega apenas unas horas después del cierre del mercado futbolístico, algo que también ha sorprendido en el Santiago Bernabéu.

Honey Girls Club

Vinicius, que vive en España desde 2018, era uno de los muchos ciudadanos afectados por el "embudo" burocrático que se formó en el Ministerio de Justicia después de la pandemia. El delantero del Real Madrid inició el proceso de nacionalización en 2020, superó los exámenes que exigía el Ministerio y sólo aguardaba el aviso para jurar la Constitución.

Mientras tanto, al conjunto blanco se le han acumulado los extracomunitarios. Además de Vinicius, el club tiene en nómina a los brasileños Rodrygo, Militao, Reinier y Vinicius Tobias, además del japonés Kubo. Con sólo tres huecos disponibles, ha tenido que buscar soluciones a los tres últimos en cada una de las ventanas.

Vinicius Tobias mantiene ficha del Castilla, por lo que el problema no es demasiado grave, y Reinier todavía no ha explotado tras su cesión al Borussia Dortmund, pero algunos de los responsables de la dirección deportiva madridista sí veían preparado a Kubo. El japonés ha comenzado muy bien la temporada en la Real Sociedad, su cuarta cesión tras las disfrutadas en Mallorca, Getafe y Villarreal, y podría tener hueco en el futuro de la plantilla.

El 'bloqueo' en el pasaporte de Vinicius ha afectado especialmente a este mercado de fichajes. El Madrid, una vez liberadas las fichas de Bale e Isco y tras la salida de Luka Jovic a la Fiorentina, buscó un delantero capaz de jugar en varias posiciones del ataque. Un '9' con gol y que además pudiera complementarse con Benzema. Y encontró a Gabriel Jesús, que quería dejar el Manchester City después del fichaje de Haaland. El futbolista encajaba por edad (25 años), precio (52 millones de euros) y posición. Pero en junio el conjunto blanco supo que sería imposible. No por el jugador, que quería dar el salto a Chamartín, sino por el pasaporte de Vinicius. "Va a ser imposible que consiga la nacionalidad en esta ventana de fichajes", comentaban en el club.

Gabriel Jesus terminó en el Arsenal, donde lleva tres goles y tres asistencias en seis partidos, y el pasaporte de Vinicius llegó unas horas después del cierre de esta ventana. Circunstancias del fútbol y la burocracia.

Se dispara un 36,5% el número de inmigrantes que obtienen la nacionalidad española

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Los más leídos