El País Vasco anuncia un acuerdo con el Gobierno para que la Selección de Euskadi se separe de España

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

La Federación Vasca de Fútbol había anunciado la existencia de un preacuerdo entre el gobierno autonómico y el nacional que lidera Pedro Sánchez para dar visibilidad a la selección autonómica a nivel internacional. Así, se aumentaría el carácter oficial del equipo y se extendería a las "selecciones deportivas vascas". Sin embargo, tras el revuelo generado, se rectificó a última hora de la noche al no ser "nadie para pactar con ningún gobierno".

Luis Mari Elustondo, presidente de la federación autonómica, dio el anuncio en Radio Euskadi. Poco después, y tras el tirón de orejas desde arriba, entró en directo en la cadena Cope para recoger cable y asegurar que "no hay preacuerdo con el gobierno para que Euskadi participe en torneos internacionales". Y se justificó: "Me he expresado mal, lo lamento".

El dirigente, horas antes, confirmó que "parece que hay un preacuerdo entre los gobiernos vascos y central para abrir la presencia de selecciones deportivas vascas en el ámbito más oficial y a nivel internacional". Algo que les dará "un camino más limpio" hacia el objetivo de tener una selección vasca independiente.

Según explicó, están cumpliendo el mandato de su Asamblea y, por el momento, solo les "falta acudir con la solicitud a los estamentos de la UEFA en Suiza". Un asunto que está "retrasado, pero no olvidado" y que es "cuestión de insistir". Elustondo prevé una respuesta "un poco negativa" en un primer momento, pero cuya negociación se facilitará con el preacuerdo entre gobiernos.

"Ahora estamos más cerca de lograr el objetivo de la oficialidad que cuando llegué al cargo. No sé en qué medida, pero sí porque se han hecho cosas que estaban paradas. En todo caso, hay que tener paciencia e insistir".

Elustondo también indicó que, tras su encontronazo con Luis Rubiales, presidente de la RFEF, ambos han limado asperezas. El presidente de la federación vasca desveló que Rubiales, tras tratarle con "soberbia", le pidió disculpas posteriormente. Un enfado derivado del anuncio de la federación autonómica de ser aceptados por la UEFA y la FIFA. "No entendí sus reacciones faltonas, pero sí su postura".

Fue en 2018 cuando la Federación Vasca dio su primer paso para alcanzar la independencia deportiva. Tras una votación con 43 votos a favor, ninguno en contra y una sola abstención, se aprobó un texto que manifestaba "la voluntad" de la federación, "en representación del fútbol vasco" y "de consecución de oficialidad internacional de sus selecciones representativas", la solicitud formal para "la integración directiva" en las organizaciones como la UEFA y la FIFA, rectoras del fútbol europeo y mundial.

La selección de Euskadi, como el resto de autonómicas españolas, no cumple con los requisitos para jugar partidos oficiales como pretenden. La UEFA indica en sus estatutos que solo lo harán aquellos combinados nacionales propios de "un país que es reconocido como un estado independiente por la mayoría de los miembros de las Naciones Unidas". La FIFA, por su parte, requiere que la selección esté afiliada a "la confederación correspondiente". La decisión recaería en la RFEF presidida por el propio Luis Rubiales, que tendría que darle el visto bueno a la vasca.

El acuerdo entre el Gobierno y los independentistas 

El partido más votado en las últimas elecciones autonómicas vascas siempre ha defendido dar mayor visibilidad e importancia a la selección vasca. Por ello, representantes del PNV llevaron el asunto hasta el papel firmado con el PSOE en uno de los muchos pactos desarrollados en el Congreso de los Diputados.

En el acuerdo firmado en diciembre de 2019, Sánchez aceptó "abrir cauces para promover la representación internacional de Euskadi en el ámbito deportivo y cultural". El mismo Aitor Esbetan, en declaraciones para RNE, explicó que el "reconocimiento del Gobierno" en ese documento era "algo positivo" porque lo habían "pedido siempre". "Nos parece que es una demanda que existe, es un sentimiento mayoritario en la sociedad vasca", subrayó.

El 'caso Gibraltar'

Algo similar ocurrió en 2013 con Gibraltar, que fue aceptada por la UEFA como miembro de pleno derecho con los votos en contra de España y Bielorrusia, únicas que se opusieron de todo el pleno. Una vez recibido el 'ok' de la organización, Gibraltar impulsó sus secciones de fútbol con la contrucción de un estadio y con el objetivo de poder participar en competiciones continentales.

Aceptar a Gibraltar supuso una brecha entre la UEFA y la FIFA, cuyas peleas internas siempre se han mantenido latentes. Por aquel entonces todavía lideraban ambas organizaciones la vieja guardia de Michel Platini y Joseph Blatter, que en los últimos años han tenido diferentes conflictos judiciales por su gestión.

Pese a que la UEFA aceptó a la selección del Peñón en 2013, la FIFA no lo hizo hasta 2016. Gibraltar llegó justa para intentar clasificarse para el Mundial, pero los resultados no estuvieron de su parte y quedó última de grupo con solo tres goles anotados y 47 recibidos.

La Bomba ‼️ El Gobierno firma que la selección vasca pueda disputar competiciones internacionales

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.