Robinho firma por el Santos por 230 euros al mes para no ir a la cárcel

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

O menino da vila, o ídolo. The Last Pedal. 2020: o quarto ato. (El chico del pueblo, el ídolo. La última pedalada. 2020: el cuarto acto). Así acompañaba el Santos la imagen de un Robinho bisoño, con el '7' a la espalda, en medio de uno de sus incontables regates que llamaban la atención de Europa y le colocaban el Olimpo de las grandes promesas del fútbol poco después de que el Efecto 2000 quedase en espejismo. Ahora, 18 años después de que de El Peixe le diera la alternativa, Robinho, de nuevo con su inseparable '7' a la espalda, vuelve a casa tras desvincularse del Istanbul Basaksehir turco. Hasta ahí, nada más allá de lo que supone el regreso del hijo pródigo, de nuevo (esta será su cuarta etapa en el Santos). Sin embargo, hay algo que el propio futbolista ha tenido que confirmar en una entrevista publicada por Tuttomercato: "Es cierto, firmé con el Santos por 230 euros al mes".

"Es verdad, pero ni siquiera me gusta que se hable de eso. En esta emergencia global, todos tenemos que aportar nuestro granito de arena y yo he decidido jugar prácticamente gratis estos cinco meses", confirma el brasileño al ser preguntado por uno de los temas más candentes del Brasileirao. "Hoy, el Santos me necesita, como yo necesitaba al Santos en mis inicios. Todos tenemos que adaptarnos", asevera. Como bien cuenta, el atacante ha firmado hasta el final del campeonato brasileño e intentará ayudar en la clasificación para la próxima Libertadores.

Sin embargo, según publica esta semana el periódico sueco Aftonbladet, hay algo más que puro romanticismo detrás del fichaje de Robinho por el Santos: el exinternacional de la selección carioca ha firmado por su club de origen para evitar la cárcel.

Y es que en 2017 fue sentenciado a nueve años de prisión por una violación en grupo en la que participó en el año 2013, a la salida de una discoteca, siendo jugador del AC Milan. Ahora firma por el club brasileño para tener un contrato de trabajo en vigor con el que no ser deportado, ya que las leyes de su país no permiten la extradición de sus propios ciudadanos.

Ante la polémica y los constantes rumores, el presidente del Santos, Orlando Rollo, ha salido en defensa del jugador en A Folha de Sao Paulo: “¿Quienes somos para juzgar a Robinho? Quien no haya pecado nunca que tire la primera piedra. Además, hay que esperar al resultado del proceso”.

Robinho, genio y figura.

Robinho, condenado a 9 años de prisión por violación


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.