Rafa Nadal anuncia que se retira temporalmente del tenis

Nirvana

Rafa Nadal para la máquina. El mejor tenista español de la historia ha anunciado hoy que no sólo no competirá en Roland Garros, sino que además va a estar fuera de las pistas un tiempo indeterminado y sin la certeza completa de poder volver. Ese es su plan pero dependerá de lo que dicte su cuerpo.

Según sus propias palabras, se ha impuesto un parón para intentar "regenerar" su cuerpo y su mente y volverse a sentir preparado para competir. "No es una decisión que tome yo, la toma mi cuerpo".

Honey Girls Club

"Triste" y visiblemente afectado, circunspecto desde que ha entrado en la sala de prensa, Nadal ha comparecido rodeado de su mujer, su hermana y su padre para realizar un anuncio que se venía mascando en las últimas semanas. Se ha resistido a hacerlo. Ha trabajado para intentar volver. Pero finalmente ha tenido que desistir.

"Han sido meses muy difíciles y es momento para poner un punto y aparte, no se puede exigir más y más al cuerpo porque hay un momento que el cuerpo te dice 'hasta aquí' y saca la bandera blanca". A partir de ahora, "veremos lo que depara el futuro".

Nadal mantiene la "ilusión" de poder encarar el año que viene como "el último año de su carrera", según ha dicho él mismo.

"Me gustaría jugar los torneos que me apetezca jugar y acabar ese año, mi intención es que ese sea mi último año y que no sea un año solo de comparsa". Su resistencia a abandonar su carrera "en una sala de prensa" le lleva a pensar en un último año, un canto del cisne más laureado de la historia del tenis, con 14 Roland Garros y 22 'grand slams'.

"Tengo que saber por qué no me recupero bien y necesito parar y desconectar", ha dicho Nadal, que aspira a poder empezar de cero el año que viene. "Voy a parar del todo este tiempo, no voy a entrenar".

The Play Clubs

La gota que colmó el vaso

nadal, que cumplirá 37 años el próximo 3 de junio, se ha mostrado muy afectado en el plano personal. Ha dicho que la dureza de las lesiones no es sólo física, sino mental. "Si no puedes tener una parte de tu vida feliz se traslada a tu vida personal".

Tras haber sido padre por primera vez el pasado año, el deportista ha decidido valorarlo todo y realizar un parón.

"Me siento con la fuerza necesaria para decir que no me merezco acabar así, voy a esforzarme para que mi final sea de otra manera", ha matizado para indicar que intentará volver.

La lesión que ha apartado a Rafa de su torneo fetiche, Roland Garros, y a la postre ha sido la gota que ha colmado el vaso tuvo su origen en las pistas rápidas del Open de Australia. Fue el pasado 18 de enero, en segunda ronda de un torneo que el tenista español había ganado el año anterior. Su rival de aquel día era el estadounidense Mackenzie McDonald, que le ganó el partido en tres sets (6-4, 6-4 y 7-5).

Nadal sintió un dolor agudo en su cadera en el octavo juego del segundo set. Trasladó a su equipo desde la pista que algo iba mal, que no podía. Y acabó reclamando la asistencia de los fisios.

A pesar de la lesión, fiel a su estilo, el manacorí aguantó hasta el final del partido y forzó a su rival a jugar siete juegos para doblegarle. Sin embargo, el calvario acababa de empezar.

El tenista ha intentado sobreponerse a la rotura, que inicialmente fue valorada con gravedad pero con cierto optimismo. Se habló de menos tiempo de recuperación. Sin embargo, las molestias en su pierna izquierda persisten y le han impedido entrenar con normalidad.

Antes del torneo de Roma, celebrado estos días, y en el que no ha podido participar, anunció que se sometería a un nuevo tratamiento. Las dudas sobre su llegada a Roland Garros se acrecentaron. Ahora se confirman los peores presagios y se amplifican.

Sueña con volver el año que viene

En su larga y prolífica carrera, Nadal se ha visto obligado a retirarse cinco veces por lesión en el transcurso de un gran torneo. El año pasado ya se perdió la semifinal de Wimbledon contra Kyrgios por una dolorosa lesión muscular en sus abdominales. En 2018 tuvo que abandonar el Open de Australia y poco después tuvo que hacer lo mismo en el Open USA, cerrando un año aciago.

El tenista español ocupa actualmente el puesto 14 en el ranking mundial, pero su ausencia del torneo parisino y el año en blanco que sigue acumulando le empujará fuera del top 100. Una posición inédita durante las dos últimas décadas para él.

En su cabeza, sueña con llegar a la Copa Davis y volver a la tierra batida de París el próximo año. Al ser interrogado acerca de si podría seguir más allá de 2024, ha sido claro: "Soy una persona positiva pero no soy un iluso".

Autor: El Mundo

Últimas noticias