El perfil del runner español

Se estima que, aproximadamente, el 10,5 % de la población española en edad adulta sale a correr de forma habitual. Con esto queremos decir que, al menos, realizan una sesión de entrenamiento a la semana. Pero ¿cuáles son sus hábitos y preferencias? ¿Cuánto dinero les cuesta cada año su afición? Aquí queremos dar respuesta a esas y otras muchas preguntas que tal vez te sobrevuelan la mente.

Las características del 'runner' español

En primer lugar, el perfil de los corredores en España se encuentra, mayoritariamente, en hombres y mujeres de entre 28 y 45 años de edad. Es decir, es una afición que, en la mayoría de los casos, llega con la madurez del individuo. Antes de esa etapa, los jóvenes se centran más especialmente en los deportes de equipo (sobre todo, fútbol y baloncesto) y en el entrenamiento de fuerza en el lugar de en el de resistencia.

Por su parte, la inmensa mayoría de ese 10,5 % de españoles que practican el running lo hacen por el mero hecho de adquirir un hábito saludable que les ayude a tener una mejor calidad de vida en el presente y, sobre todo, en el futuro. Sin embargo, el aspecto competitivo cada vez gana más adeptos. Más del 70 % de esos 'runners' afirman haber participado en alguna carrera o tener en mente llevarla a cabo lo antes posible. Sin duda, las pruebas de 10 kilómetros y de medio maratón (21.097 metros) son sus preferidas.

Asimismo, la mañana es el momento preferido de los corredores para salir a entrenar. De hecho, se muestran predispuestos a madrugar durante los fines de semana y en las jornadas en las que trabajan aunque ello les cueste perder horas de sueño. La tarde y la noche son alternativas con menor número de adeptos.

¿Cuánto cuesta una afición como el running en España?

Según un estudio de Myprotein, España se coloca en el 5º lugar entre los países europeos dentro del ranking de gasto en fitness. En cuanto al running, la media de gasto se sitúa en casi 500 € al año por individuo. Sin embargo, el 50 % del total afirma no exceder los 300 € anuales, lo que indica que hay muchas personas que no escatiman en gastos a la hora de disfrutar de su pasión.

Evidentemente, el principal gasto al que tiene que enfrentarse un 'runner' es a la compra de zapatillas. Generalmente, los modelos más demandados entre quienes han adquirido ya cierto nivel oscilan entre los 100 € y los 150 € y es necesario adquirir uno prácticamente cada año. Este tipo de calzado suele empezar a deteriorarse a partir de los 700-900 kilómetros de carrera. A los 1200 km, su sustitución es indispensable para prevenir lesiones.

Nike es, sin duda, la marca de zapatillas de running preferida de los españoles. El resto del gasto se concentra en la compra de ropa deportiva para la práctica de este deporte y en la suplementación deportiva. Sorprende que no demasiadas personas complementen su entrenamiento de carrera con el gimnasio debido a la importancia que en ella tiene el fortalecimiento de la masa muscular.

Por último, solo nos queda señalar que 3 de cada 4 españoles aficionados a correr salen a entrenar con su teléfono móvil y música, lo que suele conllevar también el pago de una suscripción a algún portal en streaming como Spotify y la compra de auriculares deportivos cada cierto tiempo.

En definitiva, el running es una disciplina apasionante, pero que conlleva un gasto anual importante. Sin embargo, este no es tan elevado si se compara con el asociado a otras disciplinas y, desde luego, merece la pena debido a sus beneficios.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.