Las exigencias de Messi para quedarse en el Barça: 70 millones de euros, palco privado y vuelos a Argentina

El Mundo accede a los mails y documentos de la etapa que acabó con la ruina del club azulgrana, y que ponen de manifiesto la codicia de los futbolistas frente a una directiva débil, con Messi, Piqué o Neymar a la cabeza.

La salida de Leo Messi con destino a París en 2021 supuso un auténtico trauma para la afición del Barcelona. El que había sido su estandarte y mayor icono abandonaba el club entre lágrimas, un año después de su primer intento de dejar el Camp Nou. Este miércoles, el diario El Mundo ha develado una serie de correos electrónicos entre Jorge Messi, padre y representante del jugador, sus abogados y la cúpula del FC Barcelona, con Josep María Bartomeu al frente, en los que se puede ver la evolución de las negociaciones entre jugador y el club enfocadas a la renovación del argentino en 2020. En ese momento ganaba 70 millones de euros limpios al año, convirtiéndose en el deportista mejor pagado de todos los tiempos.

Debido a la crisis económica provocada por la pandemia, se antojaba complicada dicha renovación. Aunque aún le restaba un año de contrato, el Barça consideraba prioritario seguir contando con el crack en sus filas. Según El Mundo, el primer paso lo dio Bartomeu el 4 de mayo a través de un email en el que el presidente culé detallaba la primera propuesta del club, que tenía la intención de «pactar ya la renovación por un año más con un apartado que indique que cada una de las siguientes temporadas automáticamente quedará renovado si Leo no dice lo contrario antes del 30 de abril». A priori, Jorge Messi mostró su predisposición a llegar a un acuerdo, y en un primer momento contestó solicitando un palco familiar en el Camp Nou y un vuelo privado a Argentina para toda la familia en Navidades. El club aceptó.

El 11 de junio, justo un mes y una semana después del primer contacto, Jorge Pecourt, abogado de Cuatrecasas, mandó un nuevo e-mail a Bartomeu, a Òscar Grau, CEO del club, y a Romàn Gomez-Ponti, jefe de los servicios jurídicos, en el que estaban puestos en copia Jorge Messi y Alfonso Nebot, responsable del 'Family office Leo Messi'. En este nuevo documento aparecía una nueva lista de peticiones del '10' para aceptar la renovación.

Exigencias de leo Messi para renovar por el Barcelona

  • Contrato hasta 2023 con la posibilidad de prórroga unilateral para Leo Messi
  • Se reduciría el salario fijo del jugador un 20% del salario fijo de la 2020/21, recuperando un 10% de dicho salario en la 21/22 y el otro 10% en la 22/23 (con intereses del 3% anual)
  • Pago de los bonus de fidelidad pendientes de cobro con intereses
  • Palco para las familias de Leo Messi y Luis Suárez
  • Vuelo privado en Navidad para toda la familia a Argentina
  • En caso de rescisión de contrato, se debería efectuar el pago de las cantidades aplazadas en la temporada 2020/21 (más intereses)
  • Bonus por la firma del contrato de renovación de 10 millones de euros
  • Aumento de retribuciones en caso de subida de impuestos
  • Eliminación de la cláusula de rescisión, que pasaría de 700 millones de euros a una cantidad simbólica de 10.000 euros
  • Renovación de Pepe Costa, responsable de la oficina de atención al jugador y 'asistente personal' de Messi, para que su contrato durase tanto como el del jugador
  • Firma de compromiso por parte del club para abonar a Rodrigo Messi, hermano de Leo, las comisiones que se le adeudaban

Tras estudiar estas nuevas peticiones, el FC Barcelona solicitó al jugador que la rebaja de su sueldo aumentara hasta un 30% debido a que ese era el porcentaje que estimaban que iba a ser la caída de ingresos por parte del club, a lo que respondió Jorge Pecourt, abogado de Leo Messi, que «el esfuerzo por parte de la familia es muy grande pues la próxima temporada su retribución disminuye de manera considerable, pero tanto Lionel como Jorge aceptan por el bien del club».

Dos semanas más tarde, el 25 de junio, Josep María Bartomeu rechazó varios de los puntos exigidos por el entorno de Messi. no estaba dispuesto a rebajar la cláusula de rescisión a 10.000 euros, ya que consideraba que sería interpretado en el mundo del fútbol como que dejaban abierta la puerta para el argentino abandonase el club. Tampoco accedió al pago de la prima de renovación de 10 millones de euros debido a la complicada situación económica del club, parando cualquier aumento en los ingresos del jugador hasta que la situación económica del FC Barcelona mejorase, poniendo los 1.100 millones de ingresos como referencia.

Esta respuesta de Bartomeu no gustó en absoluto a Messi y su entorno, que decidieron negarse a las peticiones del presidente del club y dieron por cerradas las negociaciones. En el mes de agosto llegó el polémico burofax en el que el crack argentino pidió salir libre del club. El jugador terminó jugando una temporada más el Barcelona, pero un año después, y a pesar de la insistencia de Joan Laporta asegurando que harían todo lo posible para retenerle, Leo acabó saliendo entre lágrimas con destino a su actual club, el PSG.

¿Esto es lo que quería Leo Messi al Barça?

Laporta: 'Tenía la esperanza de que Messi dijera que jugaría gratis en el Barça'

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Los más leídos