Mediterráneo Digital | Deportes

Historia de los juegos de azar en España y en la antigüedad

casino tragamonedas maquinas

Muchos creen que los juegos de azar son más o menos recientes, que tal vez nacieron de un salón del salvaje oeste o en la corte de algún soberano, conde o marqués. Pues tal vez te sorprenda saber que no es así, dado que se han hallado pruebas históricas que nos hacen suponer que el origen de este tipo de juegos es mucho más lejano de lo que hubiéramos podido imaginar. Obviamente, son muchas las suposiciones sobre cuál fue el primer juego de azar que se inventó, pero la pregunta clave es en qué momento comenzamos a cambiar nuestra visión del juego de un simple pasatiempo hasta algo que a día de hora nos llega a tener enganchados toda la vida. Muchos curiosos se preguntan cómo es posible llegar a una estimación aproximada de cómo nació el juego, pues dependiendo del lugar del mundo en que investigamos, podemos encontrar varias fuentes.

Afortunadamente, la arqueología nos ayuda en esta difícil cuestión, dándonos pistas sobre los pueblos antiguos que han dejado pruebas de su afición a juegos parecidos a los de ahora. Parece que las excavaciones arqueológicas han desenterrado pequeños huesos de animales que probablemente se usaban para hacer predicciones, rituales chamánicos y tal vez incluso una especie de juego de dados que se parece mucho a los que usan los casinos de hoy en día.

Analizando los hallazgos arqueológicos, se ha encontrado que la civilización del antiguo Egipto tenía cierta predilección por el juego. Se han encontrado más de cincuenta hallazgos que atestiguan la pasión que tenían los antiguos egipcios por el Senet, un juego casi místico que podría asociarse con el Backgammon moderno. Las pruebas más evidentes de la importancia de este juego salieron a la luz con el descubrimiento de la tumba del faraón Tutankamon, en la que se encontraron varias versiones del Senet, juego que aparentemente tenían un valor no solo goliardico sino incluso místico. A este propósito parece que las fases del juego estaban asociadas a un ritual mencionado en el Libro de Los Muertos.

Otro ejemplo sorprendente de la presencia de los juegos de azar en la antigüedad nos lo proporcionan nada menos que la Biblia y los Evangelios, en los que se describe cómo los soldados Romanos se jugaban las túnicas de Cristo en la cruz. Aunque las fuentes bíblicas oficiales no nos informan sobre el tipo de juego al que por entonces jugaban los Romanos, la historia popular siempre ha dado por sentado que se trataba de un juego de dados. Esta leyenda de los dados se ha extendido con el tiempo, convirtiendo el simbolismo asociado con esos cubitos de la suerte en un presagio maligno y amoral. De hecho, hubo varios miembros ilustres de la iglesia que castigaron los juegos de azar y todos los que participaran en ellos. Una creencia medieval cuenta que fue el Diablo quien enseñó a los Romanos a apostar cuando estaban al pie de la cruz de Cristo.

El juego en España, de ser ilegal a mover miles de millones

Echando un vistazo a España, el juego que probablemente despertó el mayor éxito en los siguientes siglos fue la Lotería Primitiva, creada por el Marqués de Esquillache durante el gobierno de Carlos III, en un intento de recaudar fondos para las arcas del estado. A partir de 1946 se comenzó a jugar a la Quiniela, que desde el principio tuvo un éxito inesperado, dada la gran afición al fútbol, que ya movía a millones de españoles en esa época. Parece ser que esta forma de apuestas deportivas ha perdido la reputación del pasado, dado que hoy en día existen numerosos sitios web para jugar de manera fácil y rápida y, además, hay muchas promociones de nuevos casinos que atraen a cada vez más nuevos jugadores.

Otro juego de gran éxito que llegó a España más recientemente es el Bingo, probablemente creado en Italia a partir del siglo XVI. El Bingo fue declarado ilegal en nuestro país hasta 1977, cuando finalmente se legalizó y se extendió por todo el país, generando un éxito inimaginable.

Pasemos ahora a la reina de los casinos, la máquina tragaperras, que comenzó su ascenso triunfante ya en el siglo XIX. Durante sus más de cien años de historia, hemos visto modelos mecánicos de excelente factura, luego reemplazados por nuevos modelos digitalizados y luego por máquinas tragamonedas online.

Jugar al casino online, ventajas y perspectivas de futuro

Tal como esperábamos, ahora el mundo del juego está casi totalmente en manos del mundo digital, gracias a la facilidad de conexión a través de ordenadores, tabletas y smartphones, ahora hay sitios web y aplicaciones de todo tipo que nos permiten ganar premios y probar emociones únicas, todo esto mientras nos relajamos en nuestro sofá o durante el descanso en la oficina. Quién sabe adonde llegarán las nuevas fronteras del mundo del entretenimiento. Mientras, tanto seguimos observando, quizás algún día podamos llegar a jugar a través del éter o hasta aprovechando las conexiones de nuestras neuronas, como si volviéramos a la película de Matrix y nos arriesgáramos a ganar algo de dinero hasta en nuestros pensamientos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.