athletic real sociedad

El Athletic y la Real Sociedad han recibido el visto bueno de la RFEF (Federación Española de Fútbol) para el aplazamiento de la final de la Copa del Rey hasta que sea posible disputarla con público en las gradas. Con esta decisión, los dos clubes vascos asumen implícitamente disputar dicha final la próxima temporada, seguramente ya en 2021, y renunciar a la plaza para la Europa League 2020/21 que corresponde al campeón de la competición.

"La RFEF agradece la decisión y la petición mancomunada de ambos clubes y articulará los mecanismos reglamentarios necesarios para que la final de la Copa del Rey se dispute como competición oficial en el momento oportuno durante el año 2020 o el 2021, y siempre antes de que se dispute la final de la temporada 2020/2021", fue la respuesta de la Federación al acuerdo entre los dos finalistas de la Copa.

Athletic y Real Sociedad se han visto obligados a tomar esta decisión después de que la UEFA notificara a la RFEF que, en caso de no jugarse la final, la plaza europea que le corresponde al campeón iría a parar al séptimo clasificado de la Liga. En primera instancia, Rubiales había planteado a los dos clubes un escenario en el que, aunque la final se pospusiera, al menos uno de los finalistas tendría garantizado el acceso a Europa para la próxima temporada.

La final de la Copa del Rey, suspendida por el Coronavirus

ANTES DE LA FINAL DE 2021

De este modo, los clubes cumplían con el doble objetivo de jugar la final con público en las gradas y de garantizarse ese puesto para la Europa League. Tumbada esa posibilidad por la UEFA, Athletic y Real Sociedad han decidido priorizar jugar con público por encima de la plaza europea. "El deseo y la voluntad de ambos clubes siempre ha sido, ahora y antes, jugar la final con la presencia de nuestros aficionados y aficionadas. Es lo que más nos gustaría. Una final de Copa con nuestras aficiones en las gradas", recalcan las dos instituciones en su comunicado. Los dos clubs llevan más de tres décadas sin alzarse con un título de Copa.

De este modo, se confirma que la final no se disputará este verano a puerta cerrada, lo que además alivia un calendario ya de por sí muy congestionado. El único límite es que se dispute antes de la final del próximo torneo copero. Si llegados a ese punto sigue sin ser sanitariamente posible la presencia de público en las gradas, la final deberá jugarse a puerta cerrada o ser directamente suspendida..


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.