Última actualizaciónMié, 05 Ago 2020 2pm

Mediterráneo Digital | Deportes

Los 3 trucos para adelgazar sin esfuerzo

tomates ensalada

Seamos realistas y empecemos a respetar nuestro cuerpo, que es el vehículo de lo emocional y lo mental. No hay dietas milagro, no hay fórmulas mágicas para bajar de peso y, además, hacerlo de manera saludable. Asume que los pilares son tres: la alimentación sana y equilibrada, el ejercicio físico y el buen descanso.

Solemos tener clara la teoría, pero llevarla a la práctica es otra cosa. Por eso conviene marcarse objetivos realistas hacia esa necesaria y urgente transición a la vida sana, además de conocer los trucos para que los cambios no solo se implementen, sino que perduren. Y como la ciencia ha demostrado en varias ocasiones los amplios beneficios de la dieta mediterránea, se trataría de poner en marcha unos trucos para sentirte bien.

1. Póntelo fácil para cocinar

La falta de tiempo y de equipamiento que haga sencilla la tarea de cocinar son dos de los aspectos que más nos incitan a los precocinados y la comida a domicilio, opciones que no son saludables. Cuando hablamos de invertir en salud no es necesariamente costearte la escapada a un spa, sino algo incluso más práctico y cotidiano. Un robot de cocina, por ejemplo, ayuda a elaborar un menú más amplio y equilibrado, ahorra tiempo de preparado y también de limpieza, porque sartén, olla, batidora o picadora están concentradas en un solo artículo.

Robots hay de muchos tipos, precios y funciones, luego acertar es establecer un presupuesto y buscar algo que, dentro de este, vaya acorde a tus necesidades. Los artículos comparadores con análisis como los de la web casaesmart.com son de mucha utilidad.

2. Da protagonismo a verduras, frutas y legumbres

Con el equipamiento necesario en cocinas y el deseo de innovar para satisfacer tus gustos, podrás combinar estos tres grupos de alimentos como quieras para no aburrirte. Ten en cuenta que el consumo abundante de alimentos vegetales es uno de los grandes pilares de la dieta mediterránea: hortalizas, frutas, legumbres, frutos secos, semillas, cereales integrales y aceitunas, entre otros.

La Fundación Española del Corazón (FEC) explica en este artículo que la dieta mediterránea reduce en un 30% el riesgo cardiovascular. Es decir, que no se trata sólo de adelgazar, sino de implementar hábitos que te entusiasmen y te hagan sentir bien, con más agilidad y energía. Eso será lo que te invite a continuarlos en el tiempo.

3. ¿Ejercicio? Empieza por lo que te gusta

Tiene que haber algo que te guste hacer. Hay personas que disfrutan saliendo a dar un largo paseo al aire libre, algo que permite el buen tiempo del que gozamos en España buena parte del año. Hay a quien le encanta bailar y hay quien prefiere una conexión mayor del cuerpo y la mente y opta por el pilates o el yoga. Lo importante es romper cuanto antes con la inactividad.

Una vez lo hagas, y como te sucederá con la alimentación, notarás los beneficios a nivel corporal, mental y emocional. Y estos, precisamente, serán los que te inviten a ir a más, es decir, hacer entrenamientos cada vez más completos y más frecuentes. Recuerda que la motivación tiene que ser intrínseca, y que la pérdida de peso solo es una consecuencia más de llevar una vida saludable.

Implementar la dieta mediterránea, en definitiva, es apostar por una forma de vida saludable que te permita ganar calidad de vida. No tengas prisa por bajar de peso, sino por cambiar de hábitos para empezar a sentirte mejor. La mejora de la figura también llegará.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.