El COI aplaza los Juegos Olímpicos Tokio 2020 por el coronavirus
Última actualizaciónSáb, 04 Abr 2020 9pm

Mediterráneo Digital | Deportes

El COI aplaza los Juegos Olímpicos Tokio 2020 por el coronavirus

tokio 2020

El coronavirus va a acabar con todo. Sus efectos, a todos los niveles, son los mismos e igual de devastadores que una Guerra Mundial. Marcará un punto de inflexión en la historia de la humanidad. Nada volverá a ser igual después de la gran pandemia del Covid-19.

A pesar de todos los esfuerzos que desde el Comité Olímpico Internacional se han llevado a cabo por respetar las fechas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, como era el deseo en un país que tiene controlada la crisis del coronavirus, la institución que preside Thomas Bach se ha visto obligada a activar el plan de urgencia.

El Ejecutivo del Comité Olímpico Internacional se ha fijado un plazo de cuatro semanas para cerrar con Tokio y el Gobierno japonés un nuevo escenario de los Juegos Olímpicos debido a la pandemia mundial que ya salpica a los cinco continentes y que hace imposible la celebración en las fechas previstas entre el 24 de julio y el 9 de agosto. La cancelación, el hecho de que no se celebren, está descartada por el COI, que aún se resiste a usar el término aplazamiento por un eufemístico: "Vislumbrar los escenarios relacionados con la modificación de los planes operacionales existentes para los Juegos y también para cambios en el inicio de los mismos", según el comunicado oficial.

La fecha definitiva la elegirá conjuntamente el COI con el Gobierno de Japón después de escuchar los consejos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los Juegos supondrán el desplazamiento a Japón de cientos de miles de personas, un movimiento que hace incontrolable la expansión del virus. También se ha rendido al sentido común el primer ministro japonés, Shinzo Abe, que quería mantener los Juegos en la fecha prevista como una demostración del poder de la humanidad y de su victoria contra el virus que hace vivir a las sociedades en un estado de excepción desconocido desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Las voces pidiendo un aplazamiento desde federaciones tan importantes como las de atletismo de Gran Bretaña y Estados Unidos o la de natación estadounidense, además de la prohibición de Australia de permitir a sus ciudadanos la salida del país, son condicionantes que pesan en esa decisión.

El COI deberá renegociar con las televisiones (el canal Discovery, propietario de Eurosport, tiene todos los derechos para Europa) los 2.700 millones de euros en que vendió la transmisión de los Juegos, y con todos sus grandes patrocinadores. También corren peligro los 800 millones de euros que recaudará el comité organizador por la venta de entradas y son incalculables, como reconoce el COI, los problemas que generará la modificación de millones de noches de reservas hoteleras.

Después de la reunión telemática, el presidente del COI, Thomas Bach, publicó una carta dirigida a todos los deportistas del mundo. "Las vidas humanas tienen prioridad por encima de todo, incluida la organización de los Juegos. El COI quiere ser parte de la solución de este problema. Por eso nuestro objetivo es salvaguardar la salud de todos los involucrados en los Juegos y contribuir a contener el virus. Deseo y, todos estamos trabajando para ello, que la esperanza de todos los deportistas se cumplirá: al final de este oscuro túnel que atravesamos juntos, sin saber su longitud, la luz será la llama olímpica".

El respeto a Tokio 2020, que tiene todo preparado para hacer unos grandes Juegos como no ha ocurrido en una edición anterior con tanta antelación, hace que el organismo olímpico se haya marcado un calendario récord para alcanzar la solución. Vivimos una etapa histórica sin precedentes.

La UEFA suspende la Eurocopa 2020 por la pandemia del coronavirus


Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.