Última actualizaciónJue, 04 Jun 2020 11pm

Mediterráneo Digital | Deportes

Muere Radomir Antic

 Radomir Antic, Antic muere, Antic fallece, Antic muerte, Antic fallecimiento, Antic coronavirus, Antic Covid 19

Radomir Antic (Zitiste, Serbia, 1948) ha fallecido en Madrid a los 71 años de edad, después de una larga batalla contra una grave enfermedad. Según algunos medios, la causa del trágico desenlace ha sido el coronavirus. El Atlético de Madrid ha informado de la triste noticia a través de sus canales oficiales. El ex futbolista y ex entrenador serbio, fue un clásico de los banquillos de nuestro país, siendo el único que dirigió al Real Madrid, al Atlético y al BarcelonaAntic siempre será recordado como el técnico del doblete rojiblanco (1995/96), uno de los mayores éxitos en toda la historia del club.

EXITOSA CARRERA FUTBOLÍSTICA

Antes de dedicarse a entrenar, Antic tuvo una exitosa carrera como futbolista profesional, que empezó en su Serbia natal, en las filas del Sloboda Uzice, equipo en el que despuntó como defensa y desde el que daría el salto al Partizán de Belgrado. Allí jugó durante siete temporadas y ganó la primera Liga de su carrera, en la 75-75. Tras convertirse en una estrella en su país dio el salto al fútbol turco para despuntar en el Fenerbahçe, donde también salió vencedor del campeonato nacional en 1977. Un año después pisaría por primera vez España, para jugar en las filas del Real Zaragoza. Estaría dos temporadas y se marcharía después a la Premier, al Luton Town, donde colgaría las botas después de cuatro años.

UN ENTRENADOR DE LEYENDA

Solo un curso después de retirarse, debutaría en los banquillos en el Partizán de Belgrado, el club de su vida, donde hizo historia como jugador. Allí empezaría a convertirse en una leyenda en los banquillos. Ganó dos Ligas consecutivas en sus dos primeras temporadas para dar el salto después a España

De fuerte carácter dentro y fuera del césped, Antic había aterrizado en la Liga en 1988, al frente del Zaragoza, con quien cuajó dos magníficos años. En el segundo, el quinto puesto otorgó un billete al equipo blanquillo para la Copa de la UEFA y abrió las puertas del Bernabéu.

Se hizo cargo del equipo sustituyendo en el banquillo a una leyenda como Alfredo Di Stéfano en la temporada 90-91, el curso en el que se puso fin al dominio incontestable de la Quinta del Buitre. Antic cogería al equipo en séptima posición y logró clasificarlo para la Copa de la UEFA. La temporada siguiente, fue protagonista de uno de los episodios más surrealistas de la historia del fútbol, cuando fue destituido en el mes de enero cuando iba líder porque Ramón Mendoza, presidente del club, decía que su equipo no daba espectáculo. El Madrid acabaría perdiendo la Liga en Tenerife en la última jornada.

EL ATLETI DEL DOBLETE

Tras su amarga experiencia con Ramón Mendoza, 'Rado' se hizo cargo del Real Oviedo y de ahí saltó al Atlético, el club que mejor entendió su idiosincrasia. Con un estilo que mezclaba el orden con la creatividad y un once donde destacaban José Francisco Molina, Santi Denia, Juan Vizcaíno, Kiko Narváez o Luboslav Penev, Antic comandó un curso antológico con el doblete de Liga y Copa, eternamente recordado por la afición rojiblanca. En el Atlético estuvo hasta 1998, aunque volvería seis meses después para asegurar la permanencia.

Los éxitos no pudieron prolongarse en un club en constante convulsión, que sólo cuatro años más tarde consumaba su descenso a Segunda. Nada pudo hacer para evitarlo Antic, contratado en marzo de 2000 como recurso de urgencia en el puesto de Claudio Ranieri. El gran arquitecto del doblete fue también el técnico que vio hundirse la nave en aquel trágico domingo en el Carlos Tartiere.

Convertido en entrenador de urgencias, un Barcelona a la deriva le fichó a mediados de la temporada 2002-2003 tras el cese de Louis Van Gaal para intentar llevar al equipo a Europa. Lo logró, en séptima posición. Pese a un inicio esperanzador, aquella segunda vuelta en el Camp Nou tampoco culminó con los resultados esperados. Igual de frustrante resultó la última aventura en el Celta (03-04), al que dirigió sólo nueve partidos tras cogerlo a mitad de temporada.

De hecho, la gran despedida de Antic que merecía un hombre de su trayectoria debió esperar a 2008, cuando asumió el cargo de su vida como seleccionador de Serbia en lugar del español Javier Clemente. Tras restaurar la disciplina en un vestuario plagado de egos, 'Rado' consiguió la primera clasificación de su país para un gran torneo. En el Mundial de Sudáfrica 2010, que ganaría España, fue eliminada en la primera fase tras un sorprendente inicio ganando a Alemania, pero perder contra Ghana y Australia. Sería destituido en septiembre de 2010. Sus dos últimos equipos fueron el Shandong Luneng y el Hebei Zhongji de la modesta Liga china.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.