La Manada del Bayern: le meten 8 al Barça en una derrota histórica

 ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Se veía venir. En el fútbol, como en cualquier otra faceta de la vida, siempre acaba por imponerse la lógica. Y normalmente, todo es lo que parece. El Barcelona, que ha culminado una de las peores temporadas de los últimos años, ha caído estrepitosamente contra el Bayern de Munich alemán, el gran favorito para ganar esta edición de la Champions League.

La derrota, previsible. El resultado, 2 a 8, una debacle sin precedentes que marcará un punto de inflexión ya no en la competición, si no en la propia historia del club.

Esto no es un fin de ciclo: es una auténtica masacre. Una generación que se desangraba después de años de éxito ininterrumpido ha tocado fondo. Y lo ha hecho cayendo sin honor. Sin dignidad. Y sin vergüenza.

3 a 0 en Turín. 3 a 0 en Roma. 4 a 0 en Liverpool. Y 2 a 8 en Lisboa. Nada es por casualidad. No es que no quieran, es que ya no pueden. El mejor Barça ya solo existe en las hemerotecas.

Se puede perder, pero nunca puedes rendirte. Y el Barça, sabiéndose inferior a su rival, ni siquiera salió a competir. El equipo ha tocado fondo en otra noche para olvidar.

El escudo de una entidad centenaria no se puede manchar de tanta ignominia. La camiseta azulgrana ha sido mancillada. Sodomizada y de rodillas ante los grandes de Europa.

El mejor Barça de la historia no se merecía un final así. Que se vayan. Todos. La Junta Directiva, principal responsable del desastre institucional. El cuerpo técnico, que nunca estuvo a la altura de un banquillo como el culé. Y los jugadores. Messi no puede tapar las carencias de una plantilla que solo tiene pasado. Gracias por los servicios prestados. Y el último que apague la luz.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.