Última actualizaciónSáb, 04 Jul 2020 10pm

Mediterráneo Digital | Deportes

Wesley Sneijder confiesa en su biografía que salía y se emborrachaba todos los días cuando jugaba en el Madrid

 snjeider

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Uno de los mejores futbolistas que ha dado Holanda, Wesley Sneijder, publica este próximo viernes su esperada biografía. Un relato escrito por el periodista Kees Jansma.

El ex centrocampista internacional jugó en el Ajax, Real Madrid e Inter de Milán. Hace pocas semanas, en una entrevista con la cadena Fox Sports, confesaba que pudo llegar mucho más lejos en su carrera profesional. “Tengo que ser honesto conmigo mismo y eso es lo que soy: si hubiera vivido al 100%, habría estado en esa lista -con Messi y Cristiano Ronaldo-. Lo sé ”.

En un adelanto en exclusiva que publica ahora el medio holandés Voetball International, el deportista confiesa, entre otras cosas, que durante su etapa en el Real Madrid, donde jugó entre 2007 y 2009, no se cuidaba y solía salir y emborracharse casi a diario.

“No me di cuenta de que la botella de vodka se había convertido en mi mejor amigo. Físicamente, ni siquiera me di cuenta. Al día siguiente me despertaba como si nada hubiera pasado. Seguí jugando, pero cada vez peor y claramente menos concentrado. Mi actitud no era digna del Real Madrid. Me mentía a mi mismo diciendo que todo iba bien y me aferré a mi inteligencia futbolística. Me hundí físicamente”, confiesa en sus memorias Sneijder.

Era joven y apreciaba el éxito y la atención. Pero algo debe haber salido mal allí. No había drogas, pero sí alcohol y rock and roll. Me acostumbré a vivir como una estrella. Eres adorado como jugador del Real Madrid. Todo lo que comes está cubierto con la capa de amor. Ibas por la calle, gastaba miles de euros y pagaba cosas a la gente. No puedo decir que me privara de nada. Jugué bastante bien, pero dijeron que podría haberlo hecho aún mejor”.

Además, también narra cómo fue su salida del Ajax y el proceso de su millonario fichaje por el Real Madrid: “Predrag Mijatović me informó en Schiphol, era el director de fútbol, enviado del presidente Calderón. Søren y yo con él en el aeropuerto. Sacó un papel de su bolsillo interior. Todavía puedo verlo haciendo ese gesto. Lo desdobló y lo vi de inmediato: tres millones netos por temporada. Contrato de cinco temporadas. En el Ajax ganaba un millón. Bruto. “Tómalo o déjalo.”, dijo Mijatovic. Lo tomamos”.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.