Mediterráneo Digital | Deportes

Messi se puede ir gratis del Barça a final de temporada

messi firma contrato

Leo Messi puede irse en cualquier momento del Barça. Su contrato con el club dura hasta el 2021, pero el jugador se arrogó en la última renovación, firmada en el 2017, la prerrogativa de rescindirlo al final de cada temporada, según una información que publica el diario El País.

Messi tiene en mente agotar su carrera deportiva en el Barça, y así lo ha manifestado en reiteradas ocasiones. Sin embargo, junto a esta voluntad, pervive el deseo del astro azulgrana de seguir ganando títulos, lo que exigiría del club una firme apuesta por tener un equipo competitivo cada temporada. La cadena SER informó que hay una cláusula en el contrato que habilita al jugador para irse gratis a cualquier equipo del mundo siempre que comunique su decisión antes de mayo.

Claúsula de 700 millones

A pesar de ser el futbolista mejor pagado del mundo y aceptar una cláusula de rescisión de 700 millones de euros que, al parecer, estaba vigente hasta el 2019. Messi deseaba reservarse una cuota de libertad. Una opción de irse que no fuera onerosa, con el compromiso tácito, con el Barça, de no ir a un enemigo directo.

Los ejecutivos del club entendieron que Messi, en ese supuesto, pretendía tener la opción de acabar su carrera deportiva en una liga menor, deportivamente, pero que pudiera reportarle el último gran contrato, si es que podía obtener uno mejor que el del Barça sobrepasados los 32 años. Es decir, que Messi enfocara el epílogo de su carrera como han hecho Xavi yendo a Qatar e Iniesta apostando por acabar en Japón

El futbolista mejor pagado

Messi es actualmente el futbolista más antiguo de la plantilla. El crack argentino ha firmado hasta ocho contratos a medida que aumentaba su cotización y se iban sumando los títulos. No solo al museo del club, sino a su contrato.

En 2017, el Barça celebró por duplicado la renovación del contrato de su estrella hasta 2021. Primero, en julio, anunció el nuevo pacto, después de meses de negociaciones entre el padre y representante legal del jugador, Jorge, y el presidente Bartomeu: seis reuniones presenciales e infinidad de llamadas telefónicas para rubricar la firma del octavo contrato del rosarino con la entidad azulgrana. “El acuerdo se formalizará en las próximas semanas”, explicó en su momento, el club. La firma del vínculo, sin embargo, se hizo esperar. Aunque el contrato había sido refrendado por el padre, por el hermano Rodrigo, por el responsable de la fundación, y por quienes defienden los derechos de imagen del 10, e incluso ya se había actualizado el salario de acuerdo con el nuevo vínculo, Messi y Bartomeu no comparecieron juntos en la foto de la firma.

Finalmente, en noviembre, cuatro meses después, el club enseñó la rúbrica del rosarino. El Barça emitió un nuevo comunicado, sin muchos detalles, pero en el que volvía a anunciar que el contrato del 10 era hasta 2021 y que la cláusula de rescisión pasaba de 250 millones (se había fijado en la quinta renovación del argentino en 2009) a 700. No se explicaba en cuánto había aumentado el salario del capitán. El club ha respetado siempre la decisión de la familia Messi, muy reservada en las cuestiones económicas.

El contrato de Messi con el Barcelona: quedará libre si Cataluña declara la independencia

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.