La deuda del Barça arrastra a La Liga: 892 millones de euros en pérdidas

La Liga tiene un problema económico llamado FC Barcelona. Es algo duro pero evidente. Más todavía al conocerse los números de la temporada 2020-2021 de la organización que preside Javier Tebas. La pandemia del Covid-19 y la situación financiera del conjunto catalán lastran por completo la salud de la competición española, robusta y sólida al margen del club que preside Joan Laporta.

El torneo doméstico ha publicado hoy su Informe Económico-Financiero del curso 20-21 y ha presentado unas pérdidas de 892 millones de euros, de los cuales 481, el 54%, pertenecen única y exclusivamente al Barça. Se trata de la primera temporada desde 2012 en la que La Liga admite pérdidas después de unos años muy positivos: 52 millones de beneficio en la 19-20, 225 en la 18-19 o 188 en la 17-18. Una cifra preocupante que obligará a la directiva azulgrana a mantener la regla del 1-4, es decir, ingresar cuatro millones para poder gastar uno. La clasificación para la próxima Champions oxigenará un poco las cuentas de esta temporada y queda el acuerdo con el fondo CVC como solución de emergencia. En el Camp Nou no ven claro firmar dicha inversión y prefieren agotar otras vías, incluso la venta del proyecto de Barça Studios o el traspaso de alguno de los jugadores más importantes de la plantilla,.

En La Liga, sin embargo, deslizan la necesidad de esa firma y esperan que Laporta y su directiva se unan al resto de equipo. En ese caso, el Real Madrid y el Athletic Club serían los únicos clubes de la Liga Santander que se quedarían fuera de la inversión de más de 24.000 millones en 50 años que planea CVC. "No podemos obviar la delicada situación que un club de referencia está atravesando a nivel económico-financiero. La notable relevancia y escala económica de esa entidad condiciona los malos resultados del conjunto de LaLiga. Sin embargo, no nos cabe duda que en los próximos años esta institución volverá a la senda del equilibrio y la solvencia", ha declarado Javier Tebas.

El Covid y las ventas de jugadores

Las soluciones a los problemas financieros del Barça (y de La Liga) todavía no están claras, pero las causas sí. El cierre de los estadios, la pérdida del dinero de las entradas y el resto de dificultades añadidas por el Covid han supuesto, según La Liga, "entre el 75 y el 90%" de los efectos negativos de los números de la temporada. Una realidad que junto a la bajada del mercado de traspasos ha hecho disminuir los ingresos totales de los equipos hasta los 3.818 millones de euros, por los 5.029 de la 19-20 y los 4.874 de la 18-19. "Sin el Covid, esos ingresos hubieran aumentado hasta los 5.166", estiman desde La Liga. "Bajo estas condiciones del entorno, lo sorprendente es que sigamos en pie", admite Tebas. "Pero lo cierto es que continuamos en pie y estamos aún más fuertes".

Los clubes de nuestro país han registrado una inversión neta de 300 millones, el registro más bajo en las últimas seis temporadas. Un dato directamente relacionado con el menor riesgo que toman las entidades en sus movimientos, algo que desde La Liga denominan el 'Estabilizador automático del negocio'. Al no vender jugadores, se toma la decisión de no fichar y no aumentar todavía más la deuda. Por eso, a pesar de las pérdidas de la competición, la deuda neta sólo ha aumentado 236 millones, de los 1.710 de la 19-20 a los 1.946 de la 20-21. De hecho, en el curso 20-21 la inversión neta en jugadores en el fútbol español ha sido de sólo 5 millones de euros. Se han comprado futbolistas por 547 millones y se han vendido por 542. Por comparar con años anteriores, en la 19-20 la inversión neta fue de 405 (1.533 de fichajes y 1.128 de ventas).

Los derechos televisivos

La actitud frente al mercado de los clubes tiene que ver directamente con el control financiero que hace La Liga y pone cierta esperanza en el futuro. Para la campaña 21-22, la organización española estima ya unos ingresos totales de 4.021 (+5% con respecto a este año) y unas pérdidas que dependerán en gran medida de las soluciones que busque el Barça a su situación. Desde la entidad de Tebas, donde todavía no pueden dar datos de lo que podrán gastar los clubes en este mercado de verano, hablan de "recuperación" para el curso 21-22 y "normalización" para el 23-24, siendo "clave" para La Liga el impulso directo que ha supuesto el dinero del fondo CVC, la creación de LaLiga Tech (una sociedad que vehiculizará el ecosistema digital de la competición), los acuerdos de patrocinio en América y la venta de los derechos televisivos, algo que no deja de aumentar. En la 13-14 La Liga consiguió 840 millones vendiendo sus partidos, mientras que entre 2019 y 2021 la media anual fue de 1.853 y a partir de la próxima temporada se estima que se superarán los 2.000 millones de euros.

En general, es un sufrimiento similar al que están viviendo el resto de grandes Ligas de Europa. La Premier ha perdido 1.438 millones el pasado curso, por los 1.795 de la Serie A o los 900 de la Ligue 1, de los cuales 250 millones son sólo del PSG. No es la situación del Barça, pero el conjunto parisino condiciona por completo al campeonato francés. Según la UEFA, el deterioro acumulado de la facturación en las dos temporadas afectadas por el Covid en el fútbol profesional europeo asciende a 7.000 millones. Un drama económico del que poco a poco el fútbol español va saliendo.

El Barça recibe un crédito de 595 millones de euros de Goldman Sachs

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.