Detenido un vigilante del Comité Olímpico Español por eyacular durante meses en las botellas de agua

Nirvana

La Policía Nacional ha detenido a un vigilante de seguridad del Comité Olímpico Español (COE), en el distrito madrileño de Hortaleza, acusado de eyacular en las botellas metálicas de agua de dos compañeras de su trabajo, también vigilantes. Está imputado de presuntos delitos contra la integridad moral así como de agresión sexual y fue delatado por las cámaras de seguridad del recinto.

El hombre apresado pertenecía a la empresa Urbisegur, tiene 67 años, nació en Rumanía y llevaba trabajando en esas dependencias desde hace 16 años junto a su mujer. Tras darse a conocer los hechos, sido despedido. El hombre aseguró tras su arresto que actuó así por venganza, ya que las mujeres le hacían la vida imposible a su esposa. Las dos víctimas niegan esa versión. De hecho, una de ellas solo llevaban dos meses en la empresa.

Honey Girls Club

La fechoría fue descubierta de forma circunstancial cuando se sospechó que en las instalaciones del COE se podrían estar produciendo algún hurto en varios despachos de la entrada de las instalaciones. Al revisar las cámaras de seguridad se observó al vigilante masturbándose junto al cuarto de seguridad, y eyaculando directamente en las botellas opacas y metálicas de agua que sus compañeras dejaban en la oficina. Lo hacía en su horario de trabajo nocturno y este hombre no tenía acceso al circuito cerrado de las cámaras de seguridad que graban el interior del edificio.

Desde el Comité Olímpico Español se informó de los hechos a las dos vigilantes de seguridad, de 39 y 22 años, que denunciaron al compañero en la comisaría de la Policía Nacional de Hortaleza de Madrid el pasado mes de enero. Poco después, el hombre fue detenido por los agentes del grupo de Policía Judicial de Hortaleza. El caso se ha conocido ahora debido al secreto de las actuaciones.

En el atestado policial se incorporaron las grabaciones que inculparon al detenido en, al menos, seis ocasiones. En un primer momento, el vigilante se negó a declarar ante los agentes, pero terminó contando a su entorno que actuó por vengar a su mujer, que era maltratada por estas dos compañeras de trabajo.

Las dos mujeres explicaron a la Policía Nacional que llevaban desde el pasado mes de noviembre sospechando de cosas raras en el despacho donde suelen pasar su jornada laboral y donde guardaban sus objetos. Manifestaron con extrañeza que las botellas metálicas estaban cambiadas de sitio y que el agua sabía mal.

Los trabajadores de seguridad del Comité Olímpico Español no creen la versión contada por el detenido. Dicen que no había ninguna enemistad de las dos víctimas con su mujer: «Se lo inventa. Una de las chicas llevaba dos meses aquí y además no se podían llevar mal porque no coincidían. Cuando ellas se marchaban él entraba», contó una de las empleadas. La esposa del hombre detenido tampoco sabía nada de lo que hacía su marido. Al menos, eso relató a sus allegados. El arrestado ha sido despedido e inhabilitado provisionalmente para ejercer tareas de seguridad.

The Play Clubs

A prisión un celador del Hospital de Guadalajara por eyacular en la boca de una paciente

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Últimas noticias