La importancia del ejercicio físico en personas mayores

♥ SÍGUENOS EN TELEGRAM

Llegar a la tercera edad es algo inevitable y a lo que todos aspiramos, pues significaría que hemos vivido muchos años haciendo lo que nos gusta y al lado de familiares o amigos. Pero cuando nos hacemos mayores tenemos que realizar un mayor esfuerzo para mantenernos en forma y con movilidad suficiente para ser autosuficientes durante más tiempo.

En ello juega un papel clave la actividad física y gimnasia para mayores. Los mayores necesitan realizar actividad física para evitar la debilidad muscular y la pérdida de movilidad articular. En un centro de día de calidad podemos encontrar actividades que se engloban dentro de la gerontogimnasia, es decir, gimnasia para personas mayores, que ayudan a mejorar la vida diaria cuando se llega a la tercera edad.

Pero ¿qué beneficios aporta la gimnasia en personas mayores?

La importancia del ejercicio físico en personas mayores está fuera de toda duda. Les ayuda a aumentar su calidad de vida a múltiples niveles, como son los que mostramos a continuación:

A nivel físico

Realizar actividades físicas y gimnasia de mano de profesionales ayuda a prevenir un gran número de enfermedades, como pueden ser la obesidad o las enfermedades cardiovasculares. El ejercicio físico aumenta la fuerza, la flexibilidad, la resistencia y la velocidad y con ello evitamos lesiones, fracturas y esguinces con gran probabilidad.

El ejercicio físico en la tercera edad mejora la psicomotricidad, disminuye el riesgo de caídas accidentales y alarga la independencia y la autonomía personal más años. Las personas mayores mejoran sus reflejos, el equilibrio y la coordinación de los movimientos, sin olvidar que en conjunto ayuda a acelerar los procesos de recuperación tras enfermedades y lesiones.

A nivel psicológico

El ejercicio físico y la gimnasia también aportan a los mayores interesantes beneficios psicológicos. Se trabaja la memoria y su capacidad para prestar atención, lo que les ayuda a mantenerse ágiles mentalmente. El ejercicio físico también mejora el bienestar consigo mismo y sienten emociones más positivas que aquellos que no hacen ejercicio. Sin olvidar que resulta muy beneficioso para evitar enfermedades comunes a la tercera edad como son la ansiedad y la depresión.

A nivel social

La gimnasia para mayores que ofrecen algunos centros de día también aporta interesantes beneficios a nivel social. Las personas mayores se sienten más acompañadas y tienen una menor sensación de soledad y abandono. En la gimnasia pueden conocer nuevas personas con las que compartir aficiones e intereses. Pueden ampliar su círculo de amigos y realizar otros planes además de la gimnasia. Además, se sienten capaces de afrontar nuevos retos dentro de un ambiente de competitividad sana donde no faltan el buen humor y la motivación mutua.

El ejercicio físico y la gimnasia para mayores resultan esenciales para que se mantengan activos y saludables durante más tiempo. Por suerte existen cada vez más opciones para que las personas de la tercera edad puedan realizar ejercicios adaptados a su edad en centros de día y centros especializados. El impulso que necesitan para sentirse activos y revitalizados.

Autor: Irene Franco

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.