Desafío independentista

Quim Torra insulta a Felipe VI en Ginebra: 'Es un hooligan con corona'

quim torra suiza

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha criticado este miércoles desde Ginebra (Suiza) al Gobierno central y también a Felipe VI, alegando que se ha portado como "un hooligan".

"¿Cómo podemos confiar en un gobierno que protege a un rey que, en vez de ser un árbitro, se ha comportado en el último año como un hooligan con una corona?", ha dicho.

Torra ha pedido una "mediación internacional para encontrar una solución política a la situación actual de Cataluña", y ha criticado que el Estado no está respetando derechos fundamentales de los catalanes a través de la conferencia 'An International Mediation for Catalonia', informa Europa Press.

Y al pedir que haya mediación, ha dicho: "No estoy aquí para poner presión a la federación suiza, sino para explicar por qué una mediación internacional sería tan necesaria".

Ha recordado que actualmente residen en Suiza la secretaria general de ERC, Marta Rovira, y la ex diputada de la CUP en el Parlament Anna Gabriel -ambas huyeron al país helvético para no comparecer ante el Supremo- y ha agradecido la actitud del país hacia las dos: "Cataluña nunca olvidará vuestra actitud".

El presidente catalán ha expuesto qué papel debería tener este mediador: buscar activamente una solución política al conflicto y, si eventualmente se acuerda esta solución, velar para que ésta "se cumpla".

Ha añadido que busca hacer "presión política pública para hacer posible esta mediación", y que el rechazo hasta ahora del Gobierno central a que haya una mediación no puede ser excusa para que los actores internacionales no quieran tener un papel constructivo.

"Sin mediación la cuestión catalana empeorará y seguirá centrando toda la atención política en España. Si Cataluña centra todo el debate no hay espacio para debatir otra muchas cuestiones, como la educación y la tasa de abandono escolar", ha argumentado.

Además, ha expuesto que Europa debería ser la primera interesada en que Cataluña no centrara todo el foco político en España, ya que la UE necesita que España se centre en "estar preparada para la próxima recesión".

Torra ha insistido en su propuesta para desencallar la situación política en Cataluña: un referéndum al estilo de Escocia sería "una solución limpia y rápida", mientras que ve inviable una reforma constitucional, ya que los catalanes son minoría y no verían reconocido el derecho de autodeterminación, ha alegado.

"O España deja marchar a Cataluña o negocia de buena fe. Cualquier otra acción no es viable", y ha avisado de que llevará este mensaje en todos los foros y actos internacionales en los que le sea posible participar.

Ha reivindicado que Suiza celebra referéndums constantemente para votar sobre diferentes cuestiones y ha lamentado que Cataluña no pueda celebrar uno sobre la independencia: "En Suiza celebrar un referéndum es una rutina democrática. En Cataluña un referéndum puede ser castigado con violencia y con prisión".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.