Desafío independentista

La Generalitat gastó 402.999 euros públicos en llevar una llama desde Bruselas a Barcelona

puigdemont flama canigo

Quim Torra no escatimó en gastos para transformar la última Diada en una reivindicación independentista centrada en reclamar «la libertad de los presos políticos y exiliados y la libertad colectiva del pueblo al que representan». El Govern de la Generalitat gastó más de 640.000 euros públicos en organizar y publicitar los actos institucionales del 11 de septiembre.

Así lo admite la propia consejera de Presidencia y portavoz del Ejecutivo catalán, Elsa Artadi, en una respuesta parlamentaria remitida al grupo de Ciudadanos y que publica el diario El Mundo.

En el documento, el Govern precisa que el grueso del desembolso se destinó al gran acto de homenaje a los presos y fugados que tuvo lugar el 10 de septiembre, en la víspera de la Diada, y que consistió en el traslado de la llama del Canigó -símbolo de la unidad de los autodenominados Països Catalans- por todo el territorio hasta llegar al interior del Palau de la Generalitat, con el fin de simbolizar la recuperación del Govern tras la aplicación del 155.

Este año, a diferencia de lo que marca la tradición, el recorrido se amplió hasta Bruselas, Hamburgo, Edimburgo y Ginebra, todas las ciudades donde están fugados Puigdemont, los exconsellers y los diputados que organizaron el referéndum de autodeterminación ilegal del 1 de octubre.

El diseño y producción del acto y el espectáculo de clausura que acogió la plaza Sant Jaume costó a las arcas de la Generalitat 402.999 euros. Después, se quejan de los recortes, y de que no tienen dinero para Sanidad y Educación, porque España les roba.

A esos más de 400.000 euros hay que sumar los 206.533 euros que dedicó el Departamento de Vicepresidencia, dirigido por el republicano Pere Aragonès, para publicitar la Diada en medios de comunicación y pagar el diseño del controvertido cartel de la festividad.

El resto del presupuesto se destina a conmemorar la politizada Diada en las delegaciones de la Generalitat en Madrid -13.000 euros-, pero también en varias embajadas del Govern sitas en el extranjero.

El Departamento de Exteriores de la Generalitat dedicó 13.500 euros a alquilar espacios, pagar servicios de cátering y actuaciones musicales para conmemorar la Diada de los «presos políticos y los exiliados» en sus delegaciones de Bélgica, Suiza y el Reino Unido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.