Desafío independentista

La Mesa del Parlament de Cataluña, a juicio por desobediencia

mesa parlament catalunya

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) juzgará entre los días 19 y 22 de noviembre próximos a los miembros soberanistas de la Mesa del Parlament durante la etapa de Carme Forcadell y a la ex diputada de la CUP Mireia Boya por permitir la tramitación de las leyes del procés.

En una resolución, el TSJC ha fijado las fechas para el juicio contra los ex miembros de la Mesa LluÍs Maria Corominas (PdeCAT), Lluís Guinó (PDeCAT), Anna Simó (ERC), Ramon Barrufet (PDeCAT) y Joan Josep Nuet (EUiA), además de la ex diputada de la CUP Mireia Boya, que serán juzgados por un delito de desobediencia.

La Fiscalía les solicita multa e inhabilitación, aunque la acusación popular, Vox, reclama penas de cárcel.

El TSJC imputa a Forcadell y a la Mesa del Parlament por desobediencia

La sala que juzgará a la Mesa está integrada por el presidente del TSJC, Jesús María Barrientos, --que, de acuerdo con la ley, preside todos los juicios de la sala civil y penal--, así como el civilista Jordi Seguí y Carlos Ramos, uno de los jueces designados a propuesta del Parlament y que será ponente de la sentencia.

La causa contra los miembros de la Mesa --iniciada a raíz de varias querellas de la Fiscalía-- se juzgará en el TSJC, después de que el Tribunal Supremo decidiera desgajarla del proceso contra Forcadell y el resto de líderes independentistas y remitirla al alto tribunal catalán para su enjuiciamiento.

Los ex diputados serán juzgados al día siguiente del juicio al presidente de la Generalitat, Quim Torra, por desobedecer la orden de la Junta Electoral de retirar los lazos de los edificios públicos.

Torra desafía a la Justicia: no retirará la pancarta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.