Desafío independentista

El alcalde de Molins de Rei pide que Cataluña 'cierre fronteras' para que 'los españoles sufran'

joan ramon casals carles puigdemont

No sabemos en qué mundo viven. Después del fracaso y el ridículo internacional más absoluta de la famosa declaración de independencia interruptus de Carles Puigdemont (que duró apenas ocho segundos), parece que los separatistas, con el beneplácito de los sucesivos gobiernos del Estado, siguen instalados a perpetuidad en una realidad paralela teñida de lacitos amarillos. Y lo peor de todo, y lo más grave, es que no se va a romper España: van a partir en dos Cataluña.

Joan Ramon Casals, dirigente de PDECat y alcalde de Molins de Rei (Barcelona), ha afirmado en una entrevista en la Xarxa, canal de televisión subvencionado por la Generalitat, que "no soy partidario de una nueva parada de país", tal y como abogan los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), el brazo armado en las calles de la CUP. Pero ojo, que hay sorpresa; este pájaro va todavía un paso más allá.

"Lo que tenemos que hacer es cerrar las fronteras con España, que ellos sufran y nosotros exportar y hacer más que nunca, porque somos un país también que también debe salir adelante". "Puede ser más efectivo y que dure en el tiempo". Y se queda tan pancho.

Hay que ser un demagogo, un radical o un completo ignorante (o quizás las tres cosas a la vez) para pensar que Cataluña, que no dispone ni siquiera del control del territorio, puede cerrar fronteras (¿qué pondrá, barreras de peaje?) y con ello, en pleno siglo XXI "arruinar a los españoles", sometiéndoles a un sitio sin precedentes y obligarlos a claudicar. Sí Y bombardearán Madrid con tirachinas.

Preparen las palomitas que este otoño nos vamos a divertir. Ahora empieza lo bueno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.