Desafío independentista

El 20% de los agentes de la Guardia Civil piden irse de Cataluña

guardia civil el vallenc

Ya no presta servicio en Barcelona el teniente de la Guardia Civil que mandaba a los agentes del GRS que intervinieron en la Conselleria d'Economia durante la tensa jornada del 20 de septiembre del 2017. El oficial pidió el traslado el pasado invierno, e incluso ha dejado la especialidad tras 12 años de servicio. Fuentes no oficiales de la Guardia Civil confirman que se fue "cansado de este ambiente", explican en referencia al que se creó en torno a las Fuerzas de Seguridad del Estado tras el otoño del 'procés'.

Según un informe que publica El Periódico de Catalunya, este teniente no es el único en causar baja. Han pedido el traslado 16 de los 80 miembros del GRS 4, el Grupo de Reserva y Seguridad que la Guardia Civil tiene en Barcelona, según las mismas fuentes. Sus peticiones de cambio de destino están ya aprobadas, e iban a materializarse este 15 de septiembre, pero el martes 4 publicó una orden el Boletín Oficial de la Guardia Civil por la que todos los traslados de los guardias que trabajan en Cataluña quedan aplazados hasta el 15 de octubre, sin perjuicio de que ese día se aplacen aún más.

Más bajas

Las bajas en el GRS 4 forman parte de toda una cascada en la Guardia Civil de Cataluña desde el otoño del 'procés'. No se ha hecho pública una cuantificación oficial de peticiones de traslado ni tampoco el número exacto de agentes destinados en Cataluña "por motivos de seguridad", dicen en la Dirección General de la Guardia Civil. En ese cuerpo policial se abren dos 'ventanas' de traslado al año. Las organizaciones de guardias coinciden en estimar en 500 los que han plasmado en una instancia sus deseos de irse de Cataluña (de un contingente de 2.900 efectivos reales -1.500 en Barcelona- para una plantilla prevista de 3.500 plazas que tiene el 18% de los puestos sin cubrir). Trescientos de ellos tienen concedido ya el cambio, según ha informado Efe.

Para Juan Fernández, portavoz de la Asociación Unificada de Guardias Civiles, principal agrupación laboral del cuerpo, "este fenómeno se inscribe en el marco sociopolítico actual de Cataluña, donde se ha pasado de estar bien, en una situación agradable de vida, a estar muy mal, en una situación que afecta a la convivencia. A ningún guardia le gusta que le dejen de hablar en grupos de amigos o que se señale a sus hijos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.