Desafío independentista

La bruja de Ada Colau, que vetó la Navidad en Barcelona, felicita a los musulmanes el Ramadán

colau

¿Por qué a los progres y a las feministas les gusta tanto el Islam?

Este lunes 5 de mayo se ha dado el pistoletazo de salida oficialmente al Ramadán. En España, 2 millones de fieles están llamados a secundar el mes sagrado para los musulmanes de todo el mundo.

[¡Vaya mojón! El pesebre progre de Ada Colau: un homenaje a IKEA]

Y Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona más progre, atea y bisexual, que ha hecho del laicismo y de su aversión a la religión una de sus principales señas de identidad, ha querido sumarse a la celebración felicitando públicamente a todos los inmigrantes que siguen el Corán en la ciudad.

Precisamente Ada Colau, que lo primero que hizo al aterrizar en el Ayuntamiento fue cargarse el tradicional pesebre navideño del consistorio municipal y colocar en su lugar una performance, cada año más surrealista, de platos, mesas, sillas y burbujas de plástico en la Plaça Sant Jaume, para celebrar la ‘Fiesta del Invierno’, ya que llamarla ‘Fiesta de Navidad’, como toda la vida, podía ofender a los no cristianos y “no representaba a todos los barceloneses”.

[La Barcelona de Ada Colau elimina la Navidad y la cambia por 'la fiesta del solsticio de invierno']

Ahora, sin embargo, felicita el Ramadán. Lo que no hizo obviamente hace unos días con la Semana Santa, que es muy facha. Será que los habitantes de Barcelona son todos moros. O ya se sabe, aquello que tanto le gusta a los progres y a los buenistas : son sus costumbres y hay que respetarlas. Pero solo las de los demás.

«Barcelona es una ciudad afortunadamente diversa. Feliz Ramadán a todos los vecinos y vecinas musulmanas de la ciudad que hoy empezáis un periodo de reflexión en el que encontrar la armonía y la paz».

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.