Desafío independentista

Catalanes normales retiran la pancarta de los 'presos políticos' del Ayuntamiento de Cervera

pancarta presos politicos cervera 

La polémica por la negativa de Marc Márquez a subir al balcón del Ayuntamiento de Cervera (Lérida) para celebrar su nuevo título de campeón del mundo de MotoGP ha vivido esta madrugada un nuevo episodio. Varias personas han arrancado la pancarta a favor de los políticos presos del 'procés' con la que el piloto no quería ser relacionado. Es lo que pasa cuando quieres politizarlo todo. Cataluña está partida en dos.

El vídeo que reivindica la retirada de la pancarta, firmado por 'Brigada 155', 'Resistencia Penedès' y 'Groc&Lloc', asegura que como "han quitado la pancarta golpista del balcón del Ayuntamiento de Cervera, Marc Márquez ahora sí podría celebrar su campeonato mundial". Y se cuestionan sobre la reacción del alcalde de Cervera. Ramón Royes ha manifiestado en Catalunya Radio que entre "hoy y mañana" colocaran otra. "No hay nada que justifique que se retire, ni por una hora".

El alcalde ha explicado este sábado que la pancarta del balcón del Ayuntamiento que pedía la libertad de los presos independentistas ha sido retirada "a las dos de la madrugada por tres energúmenos", y la volverán a colgar. En declaraciones a Europa Press, Royes ha asegurado que la pancarta "será restituida y por lo tanto volverá a estar en el balcón de la Paería", y ha adelantado que también habrá una movilización ciudadana la mañana de este sábado para apoyar el acto.

Los representantes del piloto anunciaron este viernes que, por segundo año consecutivo, Márquez no celebraría el título en el balcón del Ayuntamiento de su ciudad natal después de que el alcalde se negara a retirar, expresamente para el evento, la pancarta que pide la libertad de los presos políticos. Un campeón dentro y fuera de la pista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.