Última actualizaciónMié, 27 May 2020 11pm

Desafío independentista

La Guardia Civil detiene a los líderes de la banda terrorista Resistencia Galega

resistencia galega

La Guardia Civil ha detenido este sábado en Vigo a los líderes de la organización terrorista Resistencia Galega, Antonio García y Asunción Losada. Lo publica en exclusvia el diario El Mundo.

Los dos terroristas capturados estaban en la lista de los más buscados desde 2006, con nueve acusaciones pendientes entre las que se encuentran organización terrorista, tenencia ilícita de armas y transporte de explosivos.

García y Losada habían huido a Portugal e incluso fueron buscados en Venezuela. Han sido detenidos junto a dos colaboradores.

A García se le atribuye la refundación del Exército Guerrilheiro do Povo Galego Ceive (EGPGC). Se rumoreó hace un año que pretendían negociar su entrega con Interior, pero nunca llegó a culminarse.

España es un polvorín: detenido un terrorista de Resistencia Galega con tres bombas en Ames

Desde su fundación, en 2005, los episodios de violencia callejera, de terrorismo de baja intensidad, por parte de esta trama en Galicia fueron constantes. Y por este motivo, un grupo que fue desmantelado en 2011 por la Policía fue acusado ya en la Audiencia Nacional de terrorismo, entre otros delitos.

Resistencia Galega cuenta con una estructura militar (en la que hay legales e ilegales, como en ETA) y con un método de captación. Son, además, clave sus grupos de financiación y de falsificación. En definitiva, un modelo organizativo muy similar al que históricamente tenían ETA y su entorno.

Origen de la banda terrorista

Resistencia Galega se dio a conocer en vísperas del Día da Patria de Galicia de 2005, con un comunicado en el que anunciaba el inicio de "acciones" para "fortalecer la lucha". "La resistencia gallega es ya un incipiente fenómeno social, que aumenta con cada acción llevada a cabo en el país, para convertirse en un río fecundo", indicaba este manifiesto que marcaba como "enemigo irreconciliable" a España y a los poderes políticos y económicos estatales.

El 23 de julio de 2005, tres días después de la publicación del manifiesto, una potente explosión en la oficina central de Caixa Galicia en Santiago de Compostela causa importantes daños materiales. Dos jóvenes vinculados con la Asociación da Mocidade Independentista (AMI), Uxío Caamaño Santiso y Xiana Rodríguez Gómez, eran detenidos al momento por las Fuerzas de Seguridad del Estado como autores del atentado.Detenidos en Oporto dos terroristas de Resistencia Galega que pretendían huir a Venezuela

Detenidos en Oporto dos terroristas de Resistencia Galega que pretendían huir a Venezuela

Cuatro meses después, el 14 de noviembre de 2005, la Guardia Civil detenía a 11 personas en el marco de la 'operación Castiñeira' contra la Assembleia da Mocidade Independentista (AMI). Entre los detenidos se encontraban Antom Garcia Matos (alias Toninho), antiguo miembro también del desarticulado grupo terrorista Exército Guerrilheiro do Povo Galego Ceive (EGPGC), que actuó en los años 80, y que huyó presumiblemente a Portugal.

Precisamente, se cree que en este país fue donde se le dio forma a Resistencia Galega con gente procedente de diferentes colectivos del entorno independentista radical. En 2006, se encontraban en una localidad portuguesa cercana a Lobios un zulo con varios artefactos incendiarios y pegatinas con el anagrama de este grupo. Comenzaba, a partir de entonces, una serie de sabotajes y atentados de baja intensidad que duran ya más de cinco años.

Su modus operandi era muy simple. Actúan en grupos de dos o tres personas. El material para sus explosivos caseros lo obtienen en grandes supermercados y en empresas pirotécnicas, según fuentes policiales. Hasta que han caído.

La Guardia Civil alerta: se está formando una nueva banda terrorista


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.