Última actualizaciónJue, 09 Jul 2020 10pm

Desafío independentista

Un independentista destroza las ruinas de Petra grabando una estelada

petra estelada

El independentismo catalán no conoce de fronteras. Cuando ya pensábamos que la vergüenza nacional sólo se extendería a otros estados de la Unión Europea, quedando casi como en casa, un energúmeno ha decidido perpetrar una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno, la Ciudad de Petra. El enclave arqueológico sito en Jordania y listado como Patrimonio Mundial de la Unesco, ha sido perpetrado con el grabado de una estelada en una de sus kilométricas y rojizas paredes.

petra bandera estelada independentista

La periodista Sara Montesinos fue la que el pasado miércoles se encargó de denunciar tan terrible acto vandálico a través de su cuenta oficial de Twitter, sellando la fotografía con un “la vergüenza es infinita”. La respuesta de sus seguidores en la red social no se hizo esperar y algunos hasta aprovecharon para publicar otros cuantos actos vandálicos que también profanan monumentos históricos y reservas naturales en nuestro propio país. Los lazos amarillos pintados en la reserva marina de Llucmajor (Mallorca) o las cruces de los picos de El Taga, l’Aneto (Aragón) pintadas de amarillos, son tan sólo otros ejemplos de estos lamentables ultrajes.

¿Por qué el independentismo es más sucio que el patriotismo?

Lo que no podemos dejar de preguntarnos es por qué el ala más radical de esta causa sinsentido cuyos líderes hoy se encuentran encarcelados o a la fuga han decidido enarbolar la bandera de la suciedad. Han tenido que pasar griegos, árabes y hasta romanos dejando grandes aportaciones a esta maravilla de nuestro planeta como es la Ciudad de Petra, para que llegue un indepe y la fastidie con semejantes estrella y rayas. Mientras los indepes ensucian allá por donde van, siempre estará la patriota Cruzada de los 300 para limpiar sus desperdicios y hacer un favor al medio ambiente.

¿Será delito semejante acto vandálico?

Si bien resultará difícil o imposible localizar al o a los autores que grabaron la estelada en la hermosa Petra, estamos seguros de que dicho acto, al menos en nuestro país, se consideraría como un acto tipificado como delito penal, que sería castigado, de entre otras penas, con prisión desde el medio a los tres años y una multa de entre uno y dos años y en todo caso, con inhabilitación. Allí en Jordania, quien sabe si se les hubiera cortado hasta la mano. ¡Si Indiana Jones regresara por Petra, seguro que les habría dado un buen latigazo a semejantes guarros! El símbolo del secesionismo catalán esta vez ha llegado, nunca mejor dicho, demasiado lejos.

Frikis indepes empiezan a llenar de cruces amarillas el fondo del mar Mediterráneo


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.