¡Escándalo! JxSí y la CUP se saltan la Ley del Parlament para aprobar los Presupuestos
Última actualizaciónDom, 23 Feb 2020 2pm

Desafío independentista

¡Escándalo! JxSí y la CUP se saltan la Ley del Parlament para aprobar los Presupuestos

parlament-aplaudeix

El Parlament ha vivido esta mañana una situación insólita. El pleno se había suspendido tras la sesión de control, y estaba a punto de empezar la votación sobre las enmiendas de los Presupuestos. Entonces, una nota de los servicios jurídicos de la Cámara, firmada por el secretario general Xavier Muro y el letrado mayor Antoni Bayona, ha cambiado el guión de la jornada. Las cuentas han acabado aprobándose con los votos de Junts pel Sí y dos de la CUP, pero el escándalo ha sido mayúsculo.

El escrito, repartido a todos los grupos, supone una advertencia en toda regla de que la votación de los Presupuestos puede dejar a los diputados fuera de la ley. "Queremos informar a la Mesa de que consideramos que la votación de la disposición adicional 31, así como la enmienda de la CUP a esta disposición, están afectadas por la declaración de nulidad que establece el apartado primero de la interlocutoria de 14 de febrero del Tribunal Constitucional", afirman los letrados.

Las advertencias no han tenido efecto. Cuando ha llegado la hora de votar la disposición, los 62 diputados de Junts pel Sí y todos los de la CUP han apoyado el texto que dispone: "El Govern, dentro de las disponibilidades presupuestarias de 2017, debe habilitar las partidas para garantizar los recursos necesarios en materia de organización y gestión para hacer frente al proceso refrendario sobre el futuro político de Cataluña". Ni C's, ni PSC ni PP han querido participar en la votación tras haber recibido el escrito.

En resumen, insisten en que la disposición que garantiza "recursos" presupuestarios para la celebración de un referéndum de independencia este año es inconstitucional y antiestatutaria, como ya avisó un informe del Consejo de Garantías Estatutarias que el Govern ignoró.

"La votación y eventual aprobación de la disposición o la enmienda mencionadas comportaría ignorar la advertencia que hace [el TC] respecto al deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa jurídica que directa o indirectamente contravenga la declaración de nulidad, con las responsabilidades que se derivarían en caso de no atender este deber", afirman los letrados.

Muro y Bayona también advierten que los cambios introducidos a última hora por Junts pel Sí "no evitarían" estas consecuencias. Finalmente, piden a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que "traslade al pleno de la Cámara" estas manifestaciones en el pleno de votación de los Presupuestos.

El texto ha caído como una bomba en Junts pel Sí, y ha sido recibido con regocijo entre los miembros de la oposición. El portavoz del grupo del Govern, Jordi Turull, ha llegado a desautorizar a los letrados diciendo que su nota "no es preceptiva ni vinculante". Además, ha afirmado que "el Parlament es una institución soberana", que los diputados son "inviolables" y que, ante la duda legal, eligen defender sus "compromisos con los ciudadanos de Cataluña".

Oriol Junqueras, vicepresidente del Govern y titular de Economía -y, por tanto, responsable de los Presupuestos-, ha tomado también la palabra para confirmar que el Ejecutivo mantenía las cuentas. "El Govern está a favor de que sean los diputados los que puedan expresar libremente su opinión a través de su voto", ha dicho.

La CUP, que impuso la polémica disposición y condicionó la aprobación de las cuentas a que se mantuviera, se ha mostrado desafiante. "Nosotros no ignoramos nada", ha dicho Anna Gabriel a los letrados del Parlament. "Somos plenamente conscientes de lo que hacemos. No hemos venido a saquear el erario público, sino a hacer política, y lo haremos sin pedir permiso ni perdón", ha añadido, para finalizar con sorna: "Gracias letrados por haber contribuido a la democratización de esta Cámara".

La oposición ha intentado que la sesión se suspendiera para estudiar la nota de los letrados. Primero han pedido una reunión de la Mesa, que Forcadell ha rechazado porque "cuando el pleno está reunido es soberano" y porque los grupos ya se pronunciaron en su momento sobre la disposición adicional 31. Después han solicitado la convocatoria de una Junta de Portavoces, que la presidenta del Parlament, inflexible, también ha desestimado porque, según ella, la votación de las enmiendas ya había empezado y no se podía interrumpir.

Las quejas de la oposición han ido subiendo de tono. "Presidenta, le queremos decir una cosa: necesitamos a la presidenta de presidenta, no de mártir. Haría usted bien de salvarse de aquellos que la quieren tanto que la quieren despedir", le ha espetado Joan Coscubiela (Catalunya Sí que es Pot).

Carlos Carrizosa, de Ciudadanos, ha asegurado que la votación de hoy es "el canto del cisne del 'procés'". "La Mesa puede incurrir hoy en responsabilidades, y también el Govern. Junqueras ha dicho que el Govern mantiene el proyecto de ley en los mismos términos. Yo creo que podemos estar traspasando el Rubicón también por parte del Gobierno de Cataluña, y lamentamos profundísimamente que estén llevando a los catalanes al bloqueo de sus instituciones", ha afirmado.

Tanto él como Santi Rodríguez (PP) han querido defender a los letrados del Parlament tras los ataques de Turull. El representante 'popular' ha advertido también sobre las consecuencias de la votación de hoy. "Que nadie se equivoque con las responsabilidades de lo que hacemos. No son de los letrados, ni de la oposición, ni del TC, sino de los que provocan que pase lo que pasa. No puede ser un privilegio que los políticos ignoremos las leyes. En democracia las leyes se cumplen, o se cambian; los que fuerzan las leyes para saltárselas es que no son demócratas", ha añadido Rodríguez.

Miquel Iceta, líder socialista, ha puesto en valor la nota de los letrados. "Los dos letrados más importantes de la Cámara dicen que hay enmiendas que no deberían haber sido admitidas a trámite. Nosotros iremos hasta el final en la defensa del funcionamiento correcto de las Instituciones catalanas", ha dicho.

Y ha agregado: "Todos sabemos lo que estamos a punto de hacer. Estamos a punto de incorporar en los Presupuestos las previsiones para hacer un referéndum sobre el cual la Generalitat no tiene competencias. La CUP defiende que lo que dice la Constitución o el Estatuto no es relevante. Pero los que decimos que sí, pedimos tener un informe sobre el tema más relevante que votará este Parlament desde la restauración democràtica. Si hay una nota de los letrados que nos dice que no se puede votar, no la votaremos. Pedimos el auxilio letrado jurídico de la Cámara. Solicitamos un informe jurídico, es absolutamente imprescindible".

Pero Forcadell ha sido inflexible, y los Presupuestos se han aprobado, con la enmienda que prevé destinar fondos a un referéndum de independencia, por 64 votos (los de Junts pel Sí y dos de la CUP) contra los 62 de la oposición. Con toda seguridad, acabarán en el Tribunal Constitucional.

 

Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.