Desafío independentista

Torra desafía a la Justicia: no retirará la pancarta

pancarta generalitat

El presidente catalán, Quim Torra, ha anunciado hoy que mantendrá de momento la pancarta en favor de los "presos políticos y exiliados" que cuelga del balcón del Palau de la Generalitat y recurrirá la orden de retirarla emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) porque es "un clamor muy mayoritario de la socidad catalana y un compromiso democrático del Govern con las personas que sufren la represión por haber defendido la democracia, los mandatos electorales y los derechos fundamentales".

A raíz de un recurso de la asociación Impulso Ciudadano, el TSJC ha ordenado a Torra retirar en un plazo de 48 horas la pancarta con el lema "Libertad presos políticos y exiliados" y con un lazo amarillo, colgada de la fachada del Palau de la Generalitat.

Torra insinúa que no se presentará a juicio por los lazos amarillos

Según un comunicado de la Oficina del Presidente, Torra presentará a través de sus representantes legales un recurso contra la orden, y lo hará tan pronto como el TSJC "le haya notificado oficialmente la instrucción emitida". El presiidente catalán alega que la orden del TSJC "es una vulneración flagrante del derecho a la libertad de expresión y opinión, como ya se produjo cuando la Junta Electoral Central le ordenó la retirada, de manera irregular y sin tener las consecuencias para hacerlo". 

El TSJ de Cataluña da 48 horas a Torra para retirar de la Generalitat la pancarta a favor de los políticos presos

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dado a Quim Torra 48 horas de plazo para que retire de la fachada del Palau de la Generalitat la pancarta de apoyo a los políticos independentistas en prisión provisional por la causa del “procés”. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Alto Tribunal ha adoptado esta medida cautelar (a la espera de que los magistrados se pronuncien sobre el fondo del asunto) a instancias de la asociación Impulso Ciudadano, que encabeza José Domingo, ex diputado de Ciudadanos en el Parlament.

¡Al banquillo! Quim Torra será juzgado por desobediencia

En su resolución, los magistrados ordenan que se requiera “de forma personal” al presidente de la Generalitat para que en el plazo citado “proceda a retirar” de la fachada del edificio tanto la pancarta como el lazo amarillo en solidaridad con los políticos presos. La Sala aprecia en la exhibición de esos símbolos en la sede del Gobierno autonómico una “afectación objetiva” respecto a los ciudadanos que “no se alineen con la opción ideológica representada por dicha pancarta y el símbolo anexo”. 

Torra ya ignoró en la última campaña electoral los reiterados mandatos de la Junta Electoral Central para que retirara de la Generalitat y de varios edificios públicos los lazos amarillos, motivo por el que se sentará en el banquillo el próximo noviembre acusado de un delito de desobediencia, por el que se enfrenta a 18 meses de inhabilitación. 

Quim Torra amenaza con la independencia si hay condena en el juicio del procés

La Sala recuerda la jurisprudencia del Supremo respecto al uso y exhibición de la “estelada” (la bandera independentista catalana) por un poder público, que califica de “partidista en cuanto asociado a una parte, por importante o relevante que sea, de la ciudadanía identificada con una determinada opción ideólogica” que no es “representantiva del resto de los ciudadanos que no se alinean con esa opción” ni con sus símbolos.

Para el Supremo, además, “no consta” que la retirada de la pancarta y el lazo amarillo de la fachada de la Generalitat “deban ocasionar una perturbación grave de los intereses generales o de tercero”.

La resolución no es firme, y los servicios jurídicos de la Generalitat tienen cinco días de plazo para recurrirla.

VÍDEO. Trolean a Torra y pinchan el Himno de España en su ofrenda de la Diada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.