Desafío independentista

Bonpreu dará fiesta a todos los empleados que quieran ir a la Diada independentista del 11S

bonpreu

El proyecto independentista promovido por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, genera algunas situaciones peculiares. Este es el caso protagonizado por la cadena de supermercados Bon Preu-Esclat.

El grupo con sede en Les Masies de Voltregà (Barcelona) ha anunciado que el próximo 11 de septiembre -Diada de Cataluña- cerrará la mayor parte de sus 200 establecimientos (que también incluyen gasolineras), y que los únicos siete que permanecerán abiertos por la tarde están situados en "zonas altamente turísticas" y serán atendidos con "personal voluntario".

A través de su cuenta oficial de Twitter, Bon Preu ha explicado que "todas las personas del grupo que quieran participar en los actos del 11 de septiembre tendrán todas las facilidades para hacerlo" porque el grupo "sigue comprometido con la realidad del país y los anhelos de su gente".

El dueño de Bon Preu, asesor a sueldo de Artur Mas

Los miembros de la familia Font, propietarios de Bon Preu, son unos conocidos activistas independentistas. De hecho, el presidente y director general del grupo, Joan Font Fabregó, es miembro del Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN), el grupo de 'sabios' que guían a Mas en su camino para conseguir la secesión.

El currículum de los Font para promocionar la independencia es largo. Los supermercados Bon Preu se encargaron de custodiar las urnas -y los votos- de la consulta independentista que se celebró en Barcelona entre diciembre de 2010 y abril de 2011.

"Por favor, háblame en catalán"

En 2010, la empresa firmó un acuerdo con la Generalitat para emitir a través del hilo musical de sus establecimientos un 60% de la música procedente de Cataluña y preferentemente en catalán.

Dos años antes, el grupo puso en marcha una iniciativa por la que instaba a sus empleadas a colgarse en el uniforme una chapa con el eslogan: "Por favor, háblame en catalán".

Los Font --que no se han librado de algún que otro contratiempo judicial-- también son accionistas de la operadora telefónica Parlem, uno de los iconos del independentismo catalán. Y los supermercados Bon Preu son uno de los puntos de venta de las camisetas 'oficiales' de la manifestación independentista del 11S.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.