Carles Puigdemont sale elegido 'president' en las elecciones organizadas desde Waterloo

THE PLAY MD

♥ SÍGUENOS EN TELEGRAM

Ayer se escogía el Parlamento paralelo que ha de legitimar el cargo de Carles Puigdemont como presidente del Consell per la República. Después de tres días de votaciones electrónicas a través de una aplicación de telefonía móvil, solo un 26% del censo ha votado. Una participación muy baja teniendo en cuenta la alta movilización que había estado mostrando el independentismo desde 2012. Apenas han votado 22.584 personas para escoger a 121 representantes que aspiran a convertirse en un Parlamento paralelo que respalde de manera democrática la acción exterior de Waterloo. Los candidatos más votados han sido primero Puigdemont, con 21.086 votos, seguido de la eurodiputada Clara Ponsatí, con 20.626 votos. El caso de Ponsatí resulta curioso, porque se presentó a estas elecciones después de dejar el Consell de Govern criticando este organismo y su utilidad. Por su parte, Toni Comín, organizador de estas elecciones, logró 19.461 votos. Tras ellos, el 'exconseller' Lluís Puig, con 17.997 votos. La quinta ha sido Laura Borràs, que preside el Parlament, con lo que mantendrá una doble militancia: ha conseguido 17.083 votos.

El cantautor Lluís Llach fue el encargado de anunciar los resultados y los calificó de "éxito". La cifra de 22.584 votantes es muy baja, teniendo en cuenta que en teoría el Consell per la República cuenta con más de 100.000 socios. Se utilizaba tecnología Blockchain. El Consell per la República organizó una noche electoral que se retransmitió por YouTube, pero apenas lo siguieron en sus momentos álgidos unas 2.000 personas, prueba del desinterés que ha acompañado desde el principio hasta el final todo este proceso.

Lo primero que hará este Parlamento paralelo es escoger a Puigdemont como presidente del Consell per la República. Es decir, este nuevo organismo tiene como misión legitimar la actual configuración de este organismo, que ha estado operando estos tres años por el método de la autoproclamación. Anoche, la diputada Aurora Madaula, integrante del consejo de gobierno, reconoció que hasta ahora había sido un “consejo de gobierno provisional”. ERC y la CUP no han participado en este extraño proceso electoral. El 75% de los candidatos son personas del entorno de JxCAT, partido que preside Carles Puigdemont.

El Consell per la República superó los 100.000 miembros el 11 de octubre. Pero solo pueden participar en las elecciones de este fin de semana las 87.833 personas que ya estaban registradas hasta el 18 de septiembre, cuando se hizo de manera formal la convocatoria. Luego, las inscripciones se dispararon a causa de la detención en Cerdeña de Carles Puigdemont. Pero todos los nuevos socios no pudieron votar, igual que aquellos que no estén al corriente de pago de las cuotas, una condición que han de cumplir también los aspirantes a formar parte de la Asamblea de Representantes.

Se ha estado votando en dos urnas porque de estos 121 representantes, 81 son elegidos en las diferentes circunscripciones electorales y los 40 restantes, en circunscripción única entre los cargos electos de Cataluña. Entre estos últimos, se han presentado el propio Carles Puigdemont, los eurodiputados Toni Comín y Clara Ponsatí y la presidenta del Parlament, Laura Borràs. Entre las dos urnas se han presentado 525 candidatos, todos a título individual, no hay partidos. Pero la mayoría son puigdemontistas, en mayor o menor grado. Un 70% de los escogidos fueron mujeres.

Votan con el DNI español

Durante los tres días que ha durado la votación telemática a través de la aplicación móvil del Consell ha habido diversas quejas por el proceso telemático, no solo porque a veces no funcionaba sino porque exigía una doble identificación, siendo en la segunda necesario dar el número del DNI español, algo que indignó a muchos independentistas, ya que Puigdemont les había vendido que con los 10 euros iniciales había constituido un nuevo censo ciudadano que incluía identidad digital y datos biométricos de cada participante. “Estas elecciones al Consell per la República demuestran que el independentismo no está desmovilizado”, ha asegurado la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie.

Dentro de dos años se tendrá que volver a votar porque las legislaturas son cortas. En principio, esta asamblea debería vehicular el proceso constituyente que estuvo impulsando Lluís Llach. No está claro cuál será la correa de transmisión entre el Parlament de verdad y esta Asamblea de Representantes.

Puigdemont se aburre mucho en Waterloo y crea el nuevo 'DNI catalán'

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Titulares de portada

Los más leídos del mes