Puigdemont se pone del lado de Marruecos: 'Ceuta y Melilla no son España'

¡Síguenos en Telegram!

Nadie esperaba una declaración de solidaridad. Tampoco un gesto de apoyo a España en un momento de conflicto con un país de un nivel democrático como el de Marruecos. Justo lo contrario, el expresidente de la Generalitat fugado a Bélgica Carles Puigdemont se ha descolgado públicamente con dos comentarios en Twitter sobre los sucesos de Ceuta y Melilla, poniéndose del lado del país alauí.

En un tuit en francés, el 'expresident' ha manifestado: “Espero que la UE no se deje llevar por la inflamación nacionalista española. Ceuta y Melilla son dos ciudades africanas, que forman parte de la UE solo por herencia de un pasado colonial que permitió a los europeos tener posesiones fuera de Europa”.

"Espero que la UE no se deje llevar por la inflamación nacionalista española. Ceuta y Melilla son dos ciudades africanas, que forman parte de la UE solo por herencia de un pasado colonial que permitió a los europeos tener posesiones fuera de Europa", ha apuntado Puigdemont. En el mismo hilo, añadía: "Marruecos tiene derecho a plantear la cuestión de la soberanía y sería necesario crear una mesa de diálogo para resolver el conflicto. Sería necesario un diálogo entre España y Marruecos para abordar la agenda de desacuerdos".

Puigdemont intenta colar así el problema del independentismo en la agenda europea, en un momento en que ni la formación del nuevo ejecutivo catalán está consiguiendo la atención mediática de antaño eclipsada por la crisis de Marruecos, la más grave para España desde 2002, cuando se invadió la isla de Perejil.

El eurodiputado catalán se alinea así con Marruecos, una monarquía absoluta sin democracia, y señala que España es un país colonial: si Ceuta, Melilla son calificadas de colonias…, ¿puede serlo Cataluña? Sin embargo, da prioridad al “derecho a plantear la cuestión de la soberanía” de Marruecos antes que la voluntad soberana de los ciudadanos de las dos ciudades autónomas. La posición de Puigdemont resulta marginal dentro del Parlamento Europeo. El expresidente de la Generalitat ha intentado buscar aliados para la causa independentista en todos los extremismos políticos del mundo, desde Rusia hasta el Tíbet, pasando por Cuba o Venezuela.

La posición favorable de Marruecos a Puigdemont contrasta precisamente con el portazo que dio este país a la pretensión del entonces presidente catalán de realizar, junto al ministro-presidente de Flandes, un viaje oficial a este país. La negativa de las autoridades a recibirle, en los meses previos al referéndum del 1 de octubre de 2017, llevó a Puigdemont a denunciar presione por parte del Gobierno sobre Marruecos.

Una senadora de Podemos dice que Ceuta y Melilla 'son de Marruecos'

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.