Pedro Sánchez pacta con Bildu y PNV reconocer 'la nación vasca' y otro referéndum

Nirvana

El acuerdo entre el PSOE y el PNV para permitir la investidura de Pedro Sánchez abre la puerta, entre otras cosas, a hablar del «reconocimiento nacional» del País Vasco y la «salvaguarda» de sus competencias.

«Ambas partes aceptamos negociar sobre el reconocimiento nacional de Euskadi, la salvaguarda de las competencias vascas y un sistema de garantías basado en la bilateralidad y en la foralidad», ha celebrado el presidente del PNV, Andoni Ortuzar. Esta vez sí, Sánchez ha firmado el acuerdo, al contrario del pacto con Junts -que delegó en el número tres del PSOE Santos Cerdán- y ERC, del que se ocupó Félix Bolaños.

Honey Girls Club

El documento compromete al PSOE a negociar y a aprobar, en un plazo orientativo de un año y medio, un acuerdo de ampliación del «autogobierno» vasco, que se debe aprobar en el Parlamento autonómico y en las Cortes Generales, y será ratificado posteriormente por la ciudadanía vasca.

Para ello, se dice, emplearán «las potencialidades» contempladas en la Disposición Primera de la Constitución, que ampara «los derechos históricos de los territorios forales». El documento reconoce que ambos partidos iniciarán una negociación sobre el «reconocimiento nacional de Euskadi», la salvaguarda de competencias «y un sistema de garantías basado en la bilateralidad».

Además, el texto compromete al Ejecutivo estatal a efectuar los traspasos de las materias pendientes de transferir al País Vasco en los primeros dos años de legislatura.

«Reconocimiento nacional»

En lo relativo al autodenominado «autogobierno», ambas partes destacan que «las aspiraciones de una mayoría de la sociedad vasca, en términos generales, se agrupan en dos grandes ámbitos de forma permanente: garantizar el autogobierno mediante su actualización y ampliación, y el relativo al reconocimiento nacional de Euskadi».

También apuntan que «la andadura iniciada por la sociedad vasca en el marco institucional y de autogobierno definido por su Estatuto ha constituido una base sólida sobre la que cimentar las aspiraciones y nuevas competencias para el autogobierno».

The Play Clubs

Así, según las formaciones, es necesario «dialogar sobre posibles soluciones en un marco de negociación, encontrando las vías políticas y democráticas para su resolución». De esta forma, coinciden en que «el autogobierno vasco debe entrar con urgencia en una nueva fase de desarrollo y ampliación».

En el texto, se acuerda además la creación de una comisión bilateral «para el seguimiento e impulso de los hitos y acuerdos aquí comprometidos en materia de autogobierno futuro».

Estatuto

El pacto supone reactivar el nuevo Estatuto de Guernica, encallado desde 2018 por las diferencias entre los partidos.

Ese año, el PNV y Bildu pactaron incluir en el texto el «derecho a decidir» y la consideración de «Euskal Herria» como «nación», además de una relación «confederal» con el resto de España. La propuesta contó con el rechazo del PSOE.

Más competencias

Sobre la transferencia de competencias, manifiestan que el Estatuto de Guernica «supuso poner las bases del autogobierno vasco tras la dictadura y ha constituido, sin duda, un instrumento valioso de vertebración para la sociedad vasca y la mejora de su bienestar».

«La apuesta por su aprobación fue un acierto y la sociedad vasca ha avanzado en términos sociales, económicos y culturales. Sin embargo, tras más de cuatro décadas, sigue habiendo competencias que aún no han sido transferidas a las instituciones vascas, por lo que es necesario abordar este déficit», opinan.

Por ello, se creará una comisión bilateral permanente entre los Gobiernos del Estado y el vasco, que se reunirá cada seis meses de forma presencial con la asistencia del presidente del Gobierno y del lehendakari.

El Gobierno se compromete a impulsar «de manera inmediata una agenda de reformas y transferencias con una incidencia positiva sobre el bienestar social y el progreso económico de Euskadi, comenzando con el cumplimiento de las competencias de Euskadi establecidas en el vigente Estatuto».

Ertzaintza

El acuerdo dedica un apartado específico a la «seguridad y autogobierno», en el que se destaca que la Ertzaintza es la «policía integral» de la comunidad autónoma, «para la protección de las personas y bienes y el mantenimiento del orden público dentro del territorio del País Vasco, incluyendo los bienes de dominio público marítimo terrestre estatal -excepto el mar territorial y sus islotes- y los puertos, sus instalaciones y aguas de sus zonas de servicio -tanto los de interés general como los autonómicos», sin perjuicio de las competencias de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Seguridad Social

Sin duda, la transferencia más polémica es la relativa al régimen económico de la Seguridad Social, que genera reticencias dentro del propio Gobierno. La cesión abre la puerta a una Seguridad Social vasca y la ruptura así de la caja única.

«No somos ilusos pero Sánchez necesitará de todos los votos, todo el tiempo», ha advertido Ortuzar.

Además, el País Vasco recibirá 100 millones de euros para la promoción del euskera, algo que el líder del PNV ha calificado de «broche simbólico».

Acuerdo del PSOE con los independentistas: el Gobierno reconoce a Cataluña como nación y negociará un referéndum

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Últimas noticias