Última actualizaciónJue, 09 Jul 2020 10pm

Desafío independentista

El nuevo villancico independentista de Navidad

 villancico independentista

El procés ha dejado momentos inenarrables para la posteridad que harían llorar de emoción al mismísimo Salvador Dalí, genio del surrealismo. Desde contar los votos del pseudo referéndum del 1 de octubre en un altar en plena misa hasta dar vueltas durante 24 horas con un capirote amarillo en la cabeza alrededor de una prisión "por los presos políticos" independentistas. Y de llenar el mar Mediterráneo de cruces amarillas como si fuera un cementerio de la II Guerra Mundial o de Marta Torrecillas, la de los dedos rotos a la que un policía fascista le tocó las tetas, mejor hablamos otro día.

Marta Torrecillas, la de los dedos rotos, dice que los españoles y Forocoches le han destrozado la vida

Ahora, llega la Navidad, y como no podía ser menos, el procés ya tiene su propio villancico –nadala, en catalán—y cuatro valientes 'patriotas' lo interpretan readaptando las letras tradicionales, que son demasiado fachas.

Los independentistas piden a todos los catalanes que vayan 'de amarillo' a la Cabalgata de Reyes

A modo de karaoke, la letra aparece sobreimpresa en catalán e inglés. El español no, que lo inventó Franco. Es una versión muy libre de la famosa canción de 'Noche de paz'. Seguro que esta Nochebuena, la cantarán desde Waterloo, agazapados como un caganer alrededor de una chimenea.

La monja Lucía Caram compara a Puigdemont con Jesucristo, que murió por su pueblo

“Santa noche, triste noche. Si un compañero no está aquí. Si está muy lejos, en prisión o exiliado, si ellos hoy no es Navidad. Todos gritamos libertad”, cantan los cuatro intérpretes –tocados de barratina y como no podía ser menos, de pañuelos amarillos-- que comienzan a andar en círculo mientras proclaman que “no estáis solos, estamos aquí, en la oscuridad seguimos avanzando”.

La última indepe: convocan una 'procesión amarilla' con una urna en Viernes Santo

“Cuando el miedo huya y un nuevo día se acerque brillante en un país sin reyes ni tiranos, cantaremos libertad”. A final, aparerecen todos, los cuatro cantantes y los dos músicos --que tocan el acordeón y la guitarra--, abrazados y superpuestos a los dibujos de los dirigentes fugados y encarcelados.

Miles de frikis independentistas colocan una silla con un lazo amarillo en la mesa de Navidad

Simplemente maravilloso. Nos pone duras hasta las pestañas. Los caminos del procés son inescrutables.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.