El colectivo gay se mofa de la Iglesia con una recreación obscena de la crucifixión de Jesucristo
Última actualizaciónDom, 29 Mar 2020 5pm

Desafío independentista

El colectivo gay se mofa de la Iglesia con una recreación obscena de la crucifixión de Jesucristo

gays-calvario

"Un insulto de increíble bajeza y de diabólica perfidia hacia Cristo en la Cruz", fueron las palabras del Arzobispo de Bologna (Italia), Cardenal Carlo Caffarra, para condenar la exposición fotográfica que el colectivo LGTB realizó en esta ciudad –con el apoyo del municipio-, para mostrar imágenes grotescas de homosexuales vestidos de apóstoles, sacerdotes y de Jesucristo, haciendo actos obscenos con cruces.

El acto organizado por el círculo Arcigay se tituló "Venerdí credici" y tuvo lugar el fin de semana pasado en el Cassero de Bologna. "Uno se pregunta a título de qué la institución municipal puede conceder en uso gratuito los espacios públicos a grupos que los utilizan para hacer lugar del insulto y la burla", expresó el Purpurado en un comunicado publicado el 18 de marzo.

El Arzobispo advirtió que este hecho que "profana el drama del Calvario" se está dando en tiempos donde los extremistas musulmanes del Estado Islámico (ISIS) demuelen cruces y todo símbolo cristiano de las iglesias que toman en Medio Oriente.

"Aflige, pero no extraña constatar con qué despliegue de fuerzas se busca hacer pasar la idea de que el cristianismo, y el catolicismo en particular, son los enemigos de la libertad, de las justas reivindicaciones, del progreso científico, de la laicidad, de la democracia", añadió el Cardenal, que calificó las fotos de "imágenes de una vulgaridad abominable".

En ese sentido, denunció que toda ideología que no se considera aliada de la Iglesia, "la persigue ferozmente, ya sea matando a los cristianos, ya sea insultando lo que es más querido por ellos". "Cuando se invoca la libertad de expresión para justifica la libertad de insulto, hay que preguntarse si está próxima el fin de la democracia", advirtió.

"Nuestra Constitución garantiza el derecho a profesar libremente la propia fe y en consecuencia también el derecho a no verla denigrada". "Tolerancia y la aceptación de la diversidad no significa atropellar y ofender la libertad de los demás. Menos cuando de por medio hay dinero público, de todos los contribuyentes".

>>>>>  Leer artículo original publicado por la web AciPrensa


Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.