Una asociación afirma que los gitanos catalanes son mejores que 'los rumanos, inmigrantes y castellanos'

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

La cúpula de Agipcat, una asociación de gitanos catalanes que vive de los chiringuitos de las subvenciones públicas, ha dimitido en bloque tras publicar en su página web y sus redes sociales un polémico artículo en el que sostenía que los gitanos catalanes tienen "mejores formas, higiene personal y estilo de vida" que los "rumanos, inmigrantes o pobres". Y que los gitanos "castellanos" son "poco modernos y problemáticos".

Si esto lo publicamos en MEDITERRÁNEO DIGITAL, nos fusilan al amancer.

Los gitanos denuncian a MEDITERRÁNEO DIGITAL ante la Fiscalía Provincial de Madrid

El texto, que ya ha sido retirado, mantenía la tesis de que los gitanos catalanes son una "élite" entre los de su raza al tratarse de "un conjunto de familias más o menos emparentadas entre sí, que ostentan cierto estatus social y económico". "La mayoría son catalanohablantes, con un notable nivel de instrucción, relaciones fluidas con los payos y negocios propios relacionados con el comercio", relataba el escrito, un estudio antropológico firmado por Salvador Carrasco y M. Melania Gómez.

Los autores sostenían que gracias a las "especificaciones identitarias", los gitanos catalanes "rompen el simplismo de los análisis que asimilan lo gitano con la marginalidad y la exclusión". E iban aún más lejos al señalar que debido a su "catalanidad", los caló de Cataluña se "alejan y previenen los conflictos y la violencia" y mantienen "buenas relaciones con los no gitanos".

Los gitanos catalanes tienen muchas otras virtudes, pues "la mayoría habita en pisos y tiene sentido de la pertenencia y un fuerte arraigo con un territorio". Eso hace que se sientan "modernos y civilizados y que vivan con cierta holgura económica".

Además, señalaban como otra de las ventajas de los gitanos catalanes respecto al resto de los mortales de su etnia que "se incluyen en el proceso de construcción de la nación catalana, dentro de un cierto pluralismo y una explícita afiliación catalana, basada en un gran arraigo histórico y un notable grado de autoctoneidad".

▶️ Hordas de gitanos arrasan Mercadona después de que les ingresen 3000 euros en sus 'tarjetas solidarias'

Unas cualidades que, a ojos de los autores, diferencian a los gitanos catalanes de otros menos afortunados "como sería el caso de los gitanos rumanos, inmigrantes y pobres" o de los "castellanos a los que a menudo verían como poco modernos y problemáticos".

La publicación de este artículo el pasado 26 de noviembre provocó el enfado de muchos gitanos catalanes y de otros lugares, según explican fuentes conocedoras de la polémica. El presidente de Agipcat, Paquito Ferreres, y el gerente de la entidad, Manel Carbonell, que habían encargado el estudio antropológico, fueron cesados "por no haber revisado el texto antes de su publicación". El escrito fue retirado y la asociación, que ahora busca una nueva dirección, pidió disculpas.

Prohíben a MEDITERRÁNEO DIGITAL decir la 'etnia' de los delincuentes cuando son gitanos


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.