Vladimir Putin ofreció a Puigdemont 10.000 soldados rusos si proclamaba la independencia

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

La Guardia Civil está llevando a cabo una amplia operación policial en Cataluña contra otra de las estructuras independentistas, Tsunami Democràtic, un movimiento utilizado por los radicales para mantener las tensiones en la calle tras el referéndum ilegal. En concreto, los agentes del Instituto Armado de la Policía Judicial de Cataluña están practicando una veintena de detenciones, fundamentalmente de empresarios, de los que se presume que fueron los que apoyaron económicamente este movimiento.

Los detenidos en la denominada operación Volhov formarían parte de una trama perfectamente organizada, según explican fuentes de la Guardia Civil que, además, vinculan a estos empresarios con Junts per Catalunya y ERC. Están investigando también si desde esta trama de empresarios se han desviado fondos a Bélgica para el mantenimiento allí de Carles Puigdemont.

En los autos de entrada y registro de la operación, el juez detalla que los detenidos presumían en sus conversaciones de que Rusia llegó a ofrecer apoyo a Carles Puigdemont para que avanzase en sus ansias de independencia. Según relataban, llegó a poner a su disposición hasta 10.000 soldados y a pagar la deuda catalana. Estos datos constan en grabaciones que fueron realizadas a dos de los detenidos con motivo de una investigación por corrupción en la diputación de Barcelona y que dio pie a una pieza separada y secreta que hoy ha sido explotada por la Guardia Civil.

En las órdenes de entrada se detalla los contenidos de las conversaciones. Se habla de encargos realizados por Puigdemont para llevar a cabo la plataforma de criptomonedas con la que la Generalitat pretendía garantizarse estabilidad financiera y evitar el control del Estado en movimientos económicos.

Marta Rovira afirma que el Gobierno 'amenazó con matar a los catalanes' si había DUI

Se habla de un grupo ruso que estaba interesado en participar en los temas de comunicación que dos de los ahora detenidos mantenían con el empresario en telecomunicaciones Jaume Roures. Estaban dispuestos a invertir entre 100 y 300 millones de euros.

Este grupo ruso, apuntan el juez en las órdenes, quería hacer de Cataluña un país como Suiza. La conclusión del juez es que en 2017, en otoño, Rusia habría ofrecido a Puigdemont apoyo si hubiese declarado la independencia con ayuda de 10.000 militares.

Asimismo, incluso en los textos el instructor de las maniobras desde ese mismo entorno ruso para participar en una estrategia de desinformación y desestabilización para actuar contra la UE con noticias falsas sobre la debilidad europea y su riesgo de colapso. El juez considera un hecho fáctico la injerencia rusa como media de estrategia geopolítica de desestabilización, y se utilizaron noticias falsas y desinformación.

Apunta en dichas órdenes que la estrategia coordinada de comunicación que se puso en marcha durante el referéndum y e la que participaron Oriol Soler y Julian Assange dio lugar a la combinación de diferentes instrumentos mediáticos en redes coordinadas con medios de comunicación rusos como Sputnik y Russea Today y medios de comunicación catalanes tanto públicos como privados. Esa estrategia de comunicación se enmarca en la guerra de la información a la que se refería el general Valery Gerasimov.

Se investiga si esta trama, por sus cercanías a los partidos del poder en Cataluña, han logrado también obtener fondos públicos de la comunidad. Al menos uno delos detenidos, según ha constatado los investigaciones, ha recibido dinero público por valor de más de 3 millones de euros. La operación ha culminado con 21 detenidos y una treintena de entradas y registros, según explica la Guardia Civil.

Operación de la Guardia Civil contra la financiación corrupta de Puigdemont en Bélgica

Entre los primeros arrestados se encuentra el ex dirigente de ERC Xavier Vendrell, antiguo militante del grupo terrorista Terra Lliure y consejero de Gobernación con el tripartito de Pasqual Maragall. Otro de los detenidos es el ex dirigente de CiU David Madí, secretario de Comunicación con Jordi Pujol y hombre muy vinculado a Artur Mas. Los investigadores están indagando si a Vendrell se le recalificó un terreno para un colegio concertado de Educación Especial.

Además, según informan desde el juzgado que dirige la operación, también han sido detenidos Xavier Vinyals Capdepon, Oriol Soler Castanys, Antonio Fuste Piñol, Roc Aguilera Vaques, Pilar Contreras Llanas, Marta Molina Alvarez, (alcalde del Ayuntamiento de Cabrera de Mar) y Jordi Serra, interventor delegado. Oriol Soler es empresario y uno de los ideólogos del proceso independentista, financiando encuentros con Julian Assange fuera de España.

Esas conversaciones, según el juez, apoyan su tesis de que Víctor Terradellas, que fue responsable de relaciones internacionales de CDC y fue al que se le incautaron los archivos de audio clave de mayo de 2018 en su teléfono móvil , fue el interlocutor de Carles Puigdemont con Rusia en pleno proceso independentista.

Se investiga si se ha producido el amaño de contratos públicos para favorecer a los empresarios que forman parte de esta red que impulsó económicamente a Tsuami, según confirman desde la Guardia Civil. Los delitos que han podido cometer los ahora detenidos son malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales, prevaricación, tráfico de influencias y cohecho, precisan estas fuentes consultadas.

Los investigadores han detectado cómo algunos de los ahora detenidos se han desplazado al extranjero para reunirse con Puigdemont y sospechan que estaban preparando nuevas maniobras para relanzar la ofensiva nacionalista.

La mujer rumana de Puigdemont: 'España no es una democracia'


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.